Recibe canciller ruso a titular de Naciones Unidas: advertencias


El secretario general de la ONU, António Guterres, se encuentra en Moscú para encontrarse con el presidente ruso Vladimir Putin, y por lo pronto ya tuvo un encuentro con el canciller Sergei Lavrov, quien denunció que la situación en torno a Ucrania es resultado de la "expansión sin límites" de la OTAN.


En conferencia conjunta, el canciller ruso dijo que "Ucrania fue utilizada como un trampolín para contener a Rusia", y precisó que la situación en Ucrania “no comenzó hoy ni ayer. Es necesario analizarlo en el contexto de todas las circunstancias que, entre otras cosas, a veces van en contra de la Carta de la ONU".


Lavrov advirtió que ha llegado el momento en que se decide si la humanidad va a "vivir según la Carta de la ONU", o si “Estados Unidos y un puñado de satélites deciden cómo vivirá la humanidad, o los países vivirán según la carta de la ONU".


A su juicio, los países que violan la Carta de la ONU deben rendir cuentas por sus actos. "Nadie quiere guerras, [...] pero es imperativo presentar argumentos, exigir respuestas a quienes violan la Carta de la ONU", y agregó que la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU debe resolver un gran defecto: la "dominación" de los países occidentales.


Dijo también que una vez que las armas occidentales se encuentran en territorio ucraniano, "se convierten en un objetivo legítimo" para las Fuerzas Armadas rusas en el marco del operativo especial.


Por su parte, Guterres subrayó que fue a Rusia en calidad de "mensajero de la paz", y que su objetivo y su agenda “es estrictamente salvar vidas y reducir el sufrimiento".


Informó de su propuesta de creación de un grupo de contacto en el formato ONU-Rusia-Ucrania para abordar las cuestiones humanitarias en Ucrania, y precisó que este grupo se ocuparía de "buscar oportunidades para abrir corredores seguros con ceses de fuego locales" y de "garantizar que estos corredores sean realmente efectivos".




logotipo.png
PrimaveraPor.webp