Reabren puente entre Estados Unidos y Canadá, pero siguen protestas


Luego de una semana bloqueado por camioneros inconformes con las medidas anticovid adoptadas por el gobierno de Canadá, fue abierto este lunes el paso fronterizo más utilizado entre Estados Unidos y Canadá, aunque se mantenía una protesta más grande en Ottawa, ante el enojo de habitantes de la capital canadiense porque su gobierno no puede recuperar el control.


Las protestas contra las restricciones asociadas al coronavirus y otros asuntos derivaron en el bloqueado de varios pasos fronterizos en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, además de ser modelo para el desarrollo de protestas similares en Francia, Nueva Zelanda y Holanda.


La policía en Windsor en Ontario, detuvo a unas 30 personas y retiró varios vehículos el domingo cerca del Puente Ambassador que conecta Windsor y plantas automotrices canadienses con la norteamericana Detroit. El puente reabrió al tráfico el domingo por la noche, cosa que confirmaron servicios fronterizos canadienses tras soportar cierres desde el 7 de febrero, hecho que afectó a las automotrices que empezaron a reducir su producción, en un momento en el que la industria ya sufría por la escasez de chips agravada por la pandemia y otros problemas de suministro.


Por otro lado, las protestas paralizaron al centro de Ottawa, capital de Canadá ante la molestia de los residentes, que están hartos de la falta de acción policial y cuestionan al primer ministro, Justin Trudeau, quien debe reunirse hoy con los líderes de las provincias canadienses.


El alcalde Jim Watson, dijo que había acordado reunirse con los manifestantes si limitaban su protesta a una zona en torno al Parlamento y salían de barrios residenciales para el mediodía del lunes. Difundió una carta de una de las organizadoras de la protesta, Tamara Lich, en la que decía que los inconformes “aceptan su petición” de centrar su actividad junto al Parlamento, cosa que descartó la propia Lich más tarde


En una carta a los manifestantes, Watson dijo que los residentes están “agotados” y “en vilo” debido a las manifestaciones, y advirtió que algunos negocios estaban al borde del cierre permanente debido a las complicaciones. En Ottawa, la protesta reunió a unos 4 mil manifestantes, y el domingo se formó una contramanifestación de vecinos de Ottawa que intentaban impedir la entrada de la caravana de camiones al centro urbano de la capital.






logotipo.png
PrimaveraPor.webp