Reabre destino turístico en el Caribe que solo recibía gente de dinero


Luego de cerrar el acceso al turismo desde marzo del año pasado para evitar el ingreso de personas contagiadas de coronavirus, la isla caribeña de Montserrat reabrirá fronteras a visitantes vacunados, buscando mantenerse libre de covid-19 y recuperar parte de los ingresos turísticos.


La isla cerró fronteras a inicios de la pandemia, y fue hasta abril pasado que permitió solo el ingreso de trabajadores a distancia que ganaran 70 mil dólares o más al año y estuvieran dispuestos a permanecer un mínimo de 2 meses.


Ahora, y desde octubre venidero, Montserrat permitirá el acceso a turistas vacunados sin necesidad de una estancia mínima, pero con la exigencia de someterse a 5 días de cuarentena y realizarse una prueba covid-19 el cuarto día de su llegada para moverse sin restricciones.


Quienes no estén vacunados solo podrán entrar a la isla si solicitan visado de trabajo a distancia, lo que los obliga a una cuarentena de 2 semanas en cuanto lleguen a Montserrat.


Desde abril pasado, la estricta norma de entrada a la isla solo había permitido el ingreso de 21 personas de 7 familias que cumplían los requisitos.


Hasta la fecha, el Ministerio de salud de Montserrat solo reporta 33 casos de coronavirus y una muerte, y apenas 23 % de la población ha sido vacunada.