top of page
  • Laura Meléndez

Quizás el baterista más talentoso y destructivo del rock: Keith Moon (video)


El baterista Keith John Moon es una leyenda entre los bateristas de los años dorados del rock, porque además de ser un símbolo de la banda inglesa The Who, murió todavía joven, a la edad de 31 año.


Moon nació en Londres un 23 de agosto pero del año 1946, por lo que, si viviera, estaría celebrando 77 años de edad.


Keith era muy inquieto e hiperactivo desde chavo, y lo que podía mantenerlo atento era la música. Asistió a una secundaria para alumnos de bajo rendimiento, donde fue descrito en un informe de su profesor de arte como: “retardado artísticamente e idiota en otros aspectos”, aunque no faltaba quien elogiara sus habilidades musicales. Camino a casa, Keíth iba al Estudio Musical de Macari's Music donde tomaba clases de batería, dejando la escuela en 1961.


A los 12 años, Moon se unió a la banda local Sí Cadet Corps a cargo del bugle, pero cambió su instrumento por la batería a los14 años, después de que su padre le comprara un kit. Más tarde, se enroló en «The Bichcómbers», banda de covers de Londres, que interpretaba de canciones de Cliff Richard.


A los 17 años, Moon se unió a The Who, en sustitución de Dug Sándom, después de que la banda recibiera la noticia de que no podían tener un mejor contrato sin otro baterista. The Who trató de diferenciarse de otras bandas y cuando culminaban sus presentaciones en vivo, el guitarrista Pete Townsend y el baterista Moon destruían sus instrumentos, llamando la atención que les faltaba, acto imitado por Jimi Hendrix en el Festival Pop de Móntrey de 1967.


Al término de su aparición en un programa de televisión en 1967, Moon cargó con explosivos uno de sus bombos, y al final de «My Generation», pateó el otro bombo que accionó la carga, generando una explosión que chamuscó el cabello de Townsend, y un trozo de platillo quedó incrustado en el brazo del propio Kíth.


En una de sus actuaciones en la televisión en solitario, Moon utilizó los toms de su batería, de un acrílico transparente con el interior lleno de agua y peces de colores en él, jugando con ellos para el público. Hechos como este le valieron el apodo de “Moon el chiflado”. La inclinación de Keith por hacer reír a sus compañeros de banda mientras se encontraba en grabación, los llevó a sacarlo del estudio, lo que llevó a Moon a infiltrarse a escondidas mientras se unía a ellos para la grabación de voces y coros.


El cantante Roger Daltrey comentó en una entrevista que mucha gente no entendía la importancia del estilo de Keith para The Who. Muchos bateristas de rock citan a Moon como influencia en sus estilos. Sin embargo, Keith llevaba un estilo de vida destructivo, arrasando habitaciones de hoteles, casas de amigos y hasta su casa, tirando los muebles por las ventanas y prendiéndo fuego a los edificios.


Los actos, a menudo alimentados por el abuso de drogas y de alcohol, eran la manera de expresar su excentricidad, y para Townsend la reputación de Moon era algo que él cultivaba.


En 1967, Moon realizó una serie de sucesos que lo convertirían en una de las leyendas más famosas del rock. Después de que The Who teloneara a Los Ermitaños de Herman, Moon celebró su cumpleaños 21 con una fiesta en el Holiday Inn, en Flint, Míchigan. Ebrio, encendió un cartucho de dinamita en el baño de su habitación y cuando la dinamita no funcionó, Moon salió del cuarto de baño, se fue a un auto Cadillac y se arrojó con él a la piscina del recinto. El ingreso a The Who fue prohibido en los hoteles Holiday Inn de por vida


La inclinación de Moon por la vida salvaje afectó su relación con la sociedad y comenzó a hacer mella en su salud. Los problemas mermaban su calidad en la batería y la fiabilidad como miembro de la banda. En la gira de Quadrophenia de 1973, en San Francisco, Moon tomó una gran mezcla de tranquilizantes con brandy y se desmayó en el escenario durante «Won't Get Foold Again» y nuevamente en «Magic Bus». Townsend preguntó a la audiencia, «¿Puede alguien tocar la batería?, y un miembro del público, Scot Hálpin, completó el resto de la presentación.


Aunque la carrera musical de Moon fue dedicada a The Who, no dejó participar en proyectos menores. En 1966 hizo su primer trabajo con el guitarrista de The Yardbirds Jeff Beck, Nicky Hopkins, y los futuros miembros de Led Zeppelin, Page y John Paul Jones, En 1969, se unió a la banda de John Lennon Plastic Ono Band para un concierto de caridad de la UNICEF. En 1971 tuvo un cameo en la película de Frank Zappa, 200 Moteles, interpretando a una monja de la resistencia con miedo a morir de sobredosis de pastillas.


En 1974 lanzó un sencillo llamado «Don't Worry Baby», acompañado de «Tínesh Idol», reflejo de su amor por The Beach Boys. Moon tocó la batería en el álbum Pussy Cats de Harry Nilsso, que fue producido por John Lennon y en 1975 lanzó su primer álbum en solitario titulado Two Sides of the Moon.


Keith fue invitado por Paul McCartney al pre-estreno de la película The Buddy Holly Story la noche del 6 de septiembre de 1978. Después de cenar con Paul y Linda McCartney en Cóvent Garden, Moon y su novia, Annétte Walter, regresaron al piso donde alojaban, en Cúrzon Place Méifer y Moon ingirió 32 pastillas de Clometiazol, sedante prescrito para sus síntomas de abstinencia al alcohol, mientras intentaba desintoxicarse en su casa.


El Doctor le recetó a Moon un frasco con 100 pastillas y le indicó que debía tomar una cada vez que sentía deseo por el alcohol, pero no más de 3 por día. La digestión de 6 fue suficiente para causar su muerte, las otras 26 fueron encontradas sin disolver dentro de su estómago cuando él murió.


Moon murió después del lanzamiento de Who Are You, y en la portada del álbum, se le observa sentado en una silla con el respaldo hacia adelante para ocultar el peso ganado durante los últimos tres años.


logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page