Que la traigan: tecnología detecta mentiras mediante fibras musculares faciales


La Universidad israelí de Tel Aviv da cuenta del trabajo de científicos que afirman haber encontrado como 'leer' movimientos minúsculos en el rostro y detectar mentiras con una efectividad del 73%.


El estudio se basa en una innovación del laboratorio de la universidad, mediante unas pegatinas impresas en superficies blandas que contienen electrodos que controlan y miden la actividad de los músculos y los nervios.


La tecnología se venía utilizando para monitorear el sueño y diagnóstico precoz de enfermedades neurológicas. Ahora, los investigadores optaron por explorar su eficacia en la detección de mentiras.


Según Dino Levy, uno de los científicos que participan en la investigación, "los detectores de mentiras existentes no son confiables (...) porque casi cualquier persona puede aprender a controlar su pulso y engañar a la máquina. En consecuencia, existe una gran necesidad de una tecnología de identificación de engaños más precisa".


El investigador explicó al diario Times of Israel, que su prueba "es mucho más difícil de rastrear, ya que se basa en cambios en los músculos de los que ni siquiera somos conscientes".


De acuerdo con Levy, la investigación se estableció, "en la suposición de que los músculos faciales se contorsionan cuando mentimos, y que hasta ahora ningún electrodo ha sido lo suficientemente sensible para medir estas contorsiones".


Para el estudio los científicos utilizaron el instrumento con 2 grupos de músculos faciales: los ubicados en las mejillas, cerca de los labios, y los que se encuentran en las cejas.


Se pidió a los participantes que se sentaran en parejas, uno frente al otro, con unos auriculares puestos a través de los cuales se transmitían las palabras 'línea' o 'árbol'. Cuando el usuario escuchaba 'línea' pero decía 'árbol' o viceversa, obviamente estaba mintiendo, y la tarea de su compañero era tratar de detectar la mentira. Luego, los 2 sujetos cambiaban de roles.


Los participantes no pudieron detectar las mentiras con significación estadística, pero las señales eléctricas entregadas por los electrodos adheridos a su cara permitieron a los científicos captar 73% de las mentiras contadas por los participantes, logrando una tasa de detección más alta que cualquier método conocido.


El estudio también identificó 2 grupos de 'mentirosos': los que activan los músculos de las mejillas cuando mienten y los que activan las cejas


Levy apuntó al Times of Israel que "la precisión de nuestra prueba aumentará a medida que la desarrollemos, y nuestra esperanza es que eventualmente, después del desarrollo y pruebas exhaustivas, esto podría proporcionar una alternativa seria a las pruebas de polígrafo".


Añadió que "la tarea de nuestro equipo es completar la etapa experimental, entrenar nuestros algoritmos y enseñarlos a analizar los movimientos faciales sin los electrodos.


Una vez que se haya perfeccionado la tecnología, esperamos que tenga numerosas y muy diversas aplicaciones", aseguró Levy.


¿Te imaginas lo que sería haría con una técnica como está en nuestro pais?


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg