top of page
  • bambarito59

¿Qué es el agotamiento por calor y cómo prevenirlo?


Durante el verano, puedes sentirte dentro de un horno cada día que pasa. Por eso es importante tomar el calor en serio, ya que el sobre calentamiento puede ser un riesgo para tu salud.


El agotamiento por el calor, también llamado enfermedad por calor, ocurre cuando el cuerpo de una persona se sobrecalienta debido a la exposición del clima caliente. Podrías pensar que solo sucede cuando haces ejercicio al aire libre en un clima caluroso sin una adecuada hidratación.


Sin embargo, cuando hace mucho calor afuera, una persona ni siquiera tiene que estar haciendo ejercicio para sobrecalentarse.


Mantenerse seguro cuando hace calor es siempre importante. Durante una ola de calor, tomar en serio las medidas para combatir un golpe de calor es más importante que nunca.


Especialistas del Hospital Houston Methodist nos explican 8 formas de prevenir el agotamiento por calor cuando está muy caluroso afuera:


1. Evita la deshidratación

Mantenerse adecuadamente hidratado puede ayudar a tu cuerpo a regular su temperatura.

Si necesitas estar al aire libre, planea salir de casa ya bien hidratado. Esto no implica simplemente beber mucha agua antes de salir, sino que implica beber suficiente agua durante todo el día.

También puede significar reponer los electrolitos que pierdes al sudar tomando una bebida deportiva, especialmente si sudas mucho o haces ejercicio al aire libre.


2. Ten en cuenta que un automóvil estacionado puede ser mortal

Si la temperatura afuera es caliente, la temperatura es aún más alta dentro de un automóvil estacionado.

Según el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, solo toma 10 minutos para que la temperatura de un automóvil estacionado al sol aumente casi 20 grados, aún con las ventanas abiertas.

Evita estar dentro de un automóvil caliente y nunca dejes a niños o mascotas adentro, aunque se encuentren a la sombra y las ventanas estén abiertas.


3. Vístete de acuerdo al calor y la humedad

Cuando hace calor, es importante vestirse ligero. La ropa ajustada y tener capas de telas pueden dificultar la evaporación del sudor de tu cuerpo, teniendo como resultado una liberación menos eficiente del exceso de calor corporal.

La humedad también afecta tu capacidad para sudar, así que si hace calor y hay humedad, considera usar telas de microfibra absorbentes.

Para una protección extra contra el sol y que no aumente tus posibilidades de sobre calentarte, considera usar un sombrero de ala ancha y aplicarte suficiente protector solar resistente al sudor.


4. Busca el aire acondicionado o la sombra siempre que te sea posible

Después de estar encerrado dentro de casa todo el día, salir al exterior puede ser un gran alivio. Pero cuando hace mucho calor, evalúa la posibilidad de quedarte en interiores durante los horarios más calurosos del día.

Si planeas pasar tiempo al aire libre, especialmente si trabajas al aire libre, asegúrate de tomar descansos frecuentes que incluyan tiempo para hidratarte y refrescarte a la sombra.


5. Haz ejercicio en interiores o temprano en la mañana

La actividad intensa física puede hacer que sea aún más fácil sobrecalentarse en un día caluroso y húmedo.

Por lo tanto, debes reconsiderar cambiar a ejercicios que puedas hacer en interiores. ¿No tienes membresía de gimnasio? No hay problema. Hay muchas formas de hacer ejercicio cuando estás en casa.

Si tu rutina de ejercicios requiere estar al aire libre, configura tu alarma y planea hacer ejercicio temprano por la mañana. Tal vez estés tentado a pensar que una carrera por la noche está bien, pero debes saber que las noches durante una ola de calor, a menudo no se enfrían lo que piensas.


6. Reconsidera esos planes de beber

alcohol durante el día al aire libre

El alcohol no solo afecta tus habilidades motoras y tu juicio, también puede afectar la capacidad de regular la temperatura de tu cuerpo. De hecho, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos) afirma que "beber alcohol dentro de las 24 horas previas a trabajar en el calor puede aumentar el riesgo de agotamiento por calor".

Siempre es mejor limitar el consumo de alcohol. Sin embargo, cuando está muy caluroso afuera y estás expuesto al calor, esto se vuelve aún más importante. Mejor hidrátate con agua, no con alcohol.


7. Opta por un protector solar resistente al sudor

Usar un protector solar mientras estás al aire libre es siempre importante, incluso cuando no hace calor o está nublado. Pero cuando hace mucho calor afuera, debes asegurarte de usar el tipo correcto de protector solar.

Dado que el calor aumenta las posibilidades de sudar también, elige un protector solar resistente al sudor. A menudo se etiquetan como "Sport" en el envase. Y recuerda, el protector solar se desgasta, por lo que debes volver a aplicarlo según las indicaciones del envase, así como después de secarte debido a la sudoración intensa o al estar en el agua.


8. Conoce los signos de agotamiento por calor y cuándo llamar a emergencias

Durante períodos de calor extremo, cualquier persona que esté al aire libre y activa durante el día corre el riesgo de sobrecalentarse hasta desarrollar una enfermedad por calor.


Según los datos del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, el agotamiento por calor puede presentar síntomas como:

• Debilidad

• Calambres

• Náuseas y vómitos

• Dolor de cabeza

• Desmayo


Los especialistas del Hospital Houston Methodist advierten que si no se toman medidas para reducir el calentamiento, entonces el agotamiento por calor puede evolucionar a un golpe de calor, que es la forma más grave de enfermedad por calor.


Esta es una afección potencialmente mortal que puede dañar el cerebro y otros órganos vitales, por lo que el golpe de calor es una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato en una sala de urgencias.


Si tú o alguien que conoces muestra signos de golpe de calor, llama al teléfono de emergencias.


Los síntomas más comunes de un golpe de calor incluyen:

• Una temperatura corporal de 40 grados Celsius o más, medida con un termómetro rectal

• Confusión repentina o alucinaciones

• Dificultad para caminar

• Convulsiones

• Desmayos


Además, las personas que sufren un golpe de calor también pueden experimentar aumento de la frecuencia cardíaca, respiración rápida, piel muy caliente o enrojecida, vómitos o diarrea, calambres musculares, debilidad y fuertes dolores de cabeza.

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page