Protestas por abusos sexuales en futbol femenil de Estados Unidos


La Liga Nacional de Fútbol Femenino de Estados Unidos reanudó sus actividades el miércoles luego de la suspensión de partidos el pasado fin de semana en medio de un escándalo por presuntos abusos sexuales que sacude las estructuras de este deporte


Luego de las revelaciones hechas por las jugadoras Sinead Farrelly y Meleana Shim, en las que acusan de abusador sexual al entrenador Paul Riley, otras futbolistas se han animado a hablar y el escándalo parece crecer como bola de nieve al grado de que Lisa Bird, comisionada de la Liga, ya renunció, pero esto no ha sido suficiente y la investigación sigue su curso


Por lo pronto, las jugadoras realizaron una protesta en los partidos de ayer y lo que pactaron fue parar los encuentros al minuto 6 de tiempo corrido para reunirse en la media cancha para exigir protección, y que no se cuestionen sus testimonios.


La protesta fue apoyada por los asistentes a los partidos de anoche y el asunto explota luego del escándalo ocurrido en el seno de la gimnasia, donde los casos de abuso sexual han golpeado duramente los cimientos de este deporte en la Unión Americana


En declaraciones dentro del programa de televisión “Today” Alex Morgan, uno de los iconos del fútbol femenil en Estados Unidos, dijo que hay un problema generalizado en la liga con los abusos sexuales:


Morgan, una de las mejores jugadores femeniles de la historia de este deporte, afirmó que apoyaba a Mana y Sinead y que continuaría dando “voz a los testimonios, enseñar el fallo sistemático que existe en la NWSL y lo mal que han gestionado este asunto para tratar de averiguar dónde han fallado en estos 2 casos y probablemente en los de más mujeres".