Proteger a criminales, ni García Luna se atrevió a tanto

Comprar vacuna cubana para niños mexicanos, aunque no esté aprobada por la OMS. Por Enrique Muñoz.


La hepatitis aguda infantil ya apareció en Nuevo León y Tamaulipas, pero el subsecretario Hugo López-Gatell asegura que no es una enfermedad infecciosa ni de rápida propagación. Ya se la saben, si lo dice López-Gatell, a creer todo lo contrario y a cuidar a niños y adultos.


Que Luis Alberto Villarreal, ex diputado federal por el PAN, está apoyando en la operación de la campaña de Tere Jiménez, candidata del blanquiazul al gobierno de Aguascalientes. De ser así, el político conocido por haber sido grabado en Puerto Vallarta en una fiesta, feliz departiendo con sexo-servidoras, podría convertirse en un hombre con muuucho poder en Aguascalientes.


De plácemes, felices deben estar los integrantes del crimen organizado al escuchar, una vez más, la defensa que hizo de ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional, frente a cámaras y micrófonos en un mensaje a todo el mundo. Para dejar en claro que no fue un resbalón aquella desafortunada declaración del 15 febrero de 2020 en Jalisco, donde aseguró frente al secretario de la Defensa Nacional que hay que respetar a los delincuentes “porque también tienen derechos humanos”, el primer mandatario ahora reiteró que al igual que los integrantes de las fuerzas armadas, hay que defender a las bandas delictivas porque también “son seres humanos”. Tanta consideración a los criminales que tienen a México en un baño de sangre, debe doler e indignar a los cientos de miles de agraviados por la muerte, el secuestro, la extorsión y la violencia impune en este país. En eso de darles protección a los malandros, ni el mismísimo Genaro García Luna se había atrevido a tanto.


Criminal, es el calificativo que utilizan la doctora Laurie Ann Ximénez-Fivie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la UNAM y el doctor Fernando Gabilondo Navarro, ex director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, “Salvador Zubirán”, al referirse a la decisión del gobierno federal de comprar a Cuba vacunas Abdala, para aplicar en México a millones de menores de entre 5 y 11 años, tal como lo informó a su regreso de la isla el presidente Andrés Manuel López Obrador. Según ambos profesionales de la salud, la vacuna cubana NO cumple con los estudios y aprobaciones necesarias como la fase 3 de ensayos clínicos, NO es una vacuna pediátrica y NO ha sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud porque se desconocen sus efectos en caso de ser suministrada a niños. Con la clara intención de apoyar con millones de dólares al régimen cubano que preside Miguel Díaz Canel, el gobierno de la 4t ha optado por la compra del fármaco cubano con el riesgo que ello implica para la salud de los niños mexicanos, a pesar de que el único laboratorio que ha desarrollado una vacuna PEDIÁTRICA contra COVID-19, aprobada por la OMS, es Pfizer.


La buena: Los padres de Debanhi Escobar se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Monterrey.


La mala: Tras la charla con el mandatario, se dijeron tranquilos y confiados que en su caso no habrá impunidad.


La Peor: Así le dijo la 4t a los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y ya pasaron 4 años sin resultados.


Conocido por faltar con frecuencia a impartir clases y por cobrar dinero a los alumnos para subir sus calificaciones, Luis Alfredo López Lira, profesor de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Poli, había sido denunciado en redes sociales y al enterarse retó a golpes afuera de la escuela, en Zacatenco, a quien tuviera el valor de enfrentarlo. No faltó el alumno que le tomó la palabra y rodeados por docenas de curiosos, docente y alumno se enfrascaron en un pleito de callejón a puño limpio hasta que un hombre uniformado, al parecer elemento del cuerpo de bomberos, logró separarlos. Más allá del incidente vulgar en que un “profesor” se rebaja a pelear como pandillero de callejón a las afueras de su centro de trabajo, conviene reflexionar sobre la falta de calidad moral, principios y ética a que puede llegar un docente en una de las más importantes instituciones educativas del país. Si López Lira, El Peters como le apodan, ya había sido denunciado con anterioridad y las autoridades del Politécnico no actuaron con firmeza, ¿lo harán ahora que las imágenes circularon por el universo de las redes, o seguirán metiendo la cabeza en la arena como las avestruces fingiendo que no pasa nada? Con aquello de que los hechos ocurrieron fuera de las instalaciones de la institución, el Poli tiene el pretexto perfecto para seguir nadando de muertito, a menos que su director, Arturo Reyes Sandoval, demuestre que las cosas no son como antes.


enrmuz@hotmail.com

@enriquemunozfm

Link https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/5/16/proteger-criminales-ni-garcia-luna-se-atrevio-tanto-404784.html

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg