Prohíben matrimonios forzados de mujeres en Afganistán


El régimen afgano del Talibán decretó la prohibición del matrimonio forzado de mujeres, buscando asi avanzar en el reconocimiento internacional y el envio de ayuda para un país en crisis.


La medida fue anunciada por el jefe del Talibán, Hibatullah Akhunzada, y adoptada en un momento en que la pobreza aumenta en Afganistán desde que el Talibán tomó control en agosto pasado del país ante el retiro de las tropas de Estados Unidos y la OTAN.


Los gobiernos extranjeros suspendieron los fondos que habían sido el soporte de la economía.


Los matrimonios forzados son comunes en países pobres y conservadores, ya que las personas desplazadas al interior casan a sus hijas jóvenes a cambio de una dote que puede usarse para pagar deudas y alimentar a sus familias.


Las mujeres en Afganistán han sido tratadas como propiedad y moneda de cambio para pagar dinero o poner fin a disputas o enemistades tribales.


El Talibán afirma que se opone a la práctica y agrega que una viuda podrá volver a casarse 17 semanas tras la muerte de su cónyuge, con la libertad de escoger a su esposo.


Mujeres y hombres "tienen que ser iguales”, dice el decreto y “nadie puede obligar a las mujeres a casarse por coerción o presión”.


Los derechos de las mujeres mejoraron en las últimas 2 décadas de presencia internacional en Afganistán, pero se consideran bajo amenaza con el regreso del Talibán que, durante su gobierno previo en la década de 1990 prácticamente recluyó a las mujeres, les prohibió la vida pública y acceso a la educación. (AP)

logotipo.png
PrimaveraPor.webp