Ponen fin a obligación de atletas transexuales a bajar nivel de testosterona para competir


El Comité Olímpico Internacional difundió esta semana el nuevo reglamento sobre la inclusión de atletas transexuales en competencias, y ahora, ningún deportista podrá ser excluido ante la percepción de que su género le dará una ventaja importante.


La nueva normativa producto de 2 años en consulta entre más de 250 deportistas y otros interesados, aplicará después de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín 2022, en sustitución del reglamento que data de 2015.


Ahora, se elimina la condición en la cual los atletas transgénero podían competir si sus niveles de testosterona estuvieran debajo de un determinado límite durante al menos 12 meses antes de su primera competición.


En su explicación, Richard Budgett, director médico del organismo internacional, "no es necesario en absoluto usar la testosterona" para decidir quién puede competir, pues asegura que "esto es una orientación, no es una norma absoluta".


El COI precisa que subrayó que las pruebas de sexo y los "exámenes físicos invasivos" que se hacían para verificar el género de un atleta eran "irrespetuosos" y "potencialmente perjudiciales".


Magali Martowicz, responsable de Derechos Humanos del Comité, expresó que "queremos asegurarnos de que los atletas no se vean presionados o coaccionados a tomar una decisión perjudicial sobre su cuerpo".


Sin embargo, el COI señaló que no estaba en condiciones de emitir una normativa que definiera los criterios de elegibilidad para cada deporte, dejando en manos de las federaciones si un atleta tiene una ventaja desproporcionada. Las nuevas reglas se producen meses después de que la levantadora de peso neozelandesa Laurel Hubbard se convirtiera en Tokio en la primera transgénero en Juegos Olímpicos.


En aquel momento, los críticos argumentaron que su participación en la competición era injusta, Hubbard reconoció la polémica y agradeció al COI su "compromiso con los principios del olimpismo".







.



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg