Planteará Biden una cumbre global para contener la pandemia de coronavirus


Con el objetivo de frenar la pandemia de coronavirus y al mismo tiempo aumentar el suministro de vacunas a los países en desarrollo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, podría convocar en las próximas horas a una cumbre global durante sesiones de la ONU programadas para este mes de septiembre.


Esto asegura el diario The Washington Post, que cita a fuentes familiarizadas con los planes del gobierno norteamericano, y esta cumbre se celebraría durante la semana de debates de la Asamblea General de la ONU, que empieza el próximo día 21.


El periódico señala que un alto funcionario que pidió anonimato, dijo que Biden quiere tener una "oportunidad de hablar con sus homólogos" sobre la pandemia "durante la semana de la Asamblea General", aunque no se ha confirmado hasta ahora si el presidente viajará a Nueva York para dar su primer discurso ante la Asamblea de Naciones Unidas.


Por lo pronto, la misión estadounidense ante la ONU sugirió a los líderes de otros países no viajar a Nueva York a la Asamblea general, y dar sus discursos de forma telemática ante la expansión de la variante delta y el aumento de contagios en la Unión Americana.


La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en rueda de prensa que el Gobierno de Estados Unidos ha donado más de 140 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus a 90 países, pero expertos señalan que se necesitan más esfuerzos para impulsar la vacunación en zonas en desarrollo, al tiempo que el programa COVAX de la Organización Mundial de la Salud aceptó que no podrá entregar este año los 2 mil millones de dosis que había proyectado.


Biden tiene previsto detallar un plan para contener la pandemia en Estados Unidos, donde 27 % de la población mayor de 12 años todavía no ha recibido al menos una dosis, según datos oficiales.


El presidente plantearía vacunar a los estadounidenses que no lo han hecho, promover dosis de refuerzo para quienes ya recibieron la pauta completa, tener abiertas las escuelas, incrementar los test, exigir el uso de mascarillas, potenciar la recuperación económica y mejorar los cuidados para los pacientes de covid-19.


Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades estiman que 53,3 % de los estadounidenses han recibido dosis completa de la vacuna contra la covid-19, incluidos el 62,4 % de mayores de 12 años.