Pide Ucrania a Vaticano modificar plan de conmemoración del Viernes Santo


Ucrania no está de acuerdo con que el Vaticano planee que una mujer rusa y otra ucraniana lleven juntas la cruz durante la ceremonia que encabezará el papa Francisco en el Coliseo el Viernes Santo este 15 de abril.


En su cuenta de Twitter, el embajador de Ucrania en el Vaticano, Andréi Yurásh, afirma que existe una "preocupación general en Ucrania, entre muchas otras comunidades, por la idea de reunir a una mujer ucraniana y otra rusa para llevar la cruz".


El diplomático añade en su comentario que "ahora estamos trabajando en este tema, tratando de explicar la imposibilidad de su aplicación y las consecuencias previstas".


Más aún, el jefe de la Iglesia greco-católica ucraniana, Sviatoslav, instó al Vaticano a reconsiderar la idea, calificando el plan de "una idea inoportuna, ambigua y que no tiene en cuenta el contexto de la agresión militar rusa contra Ucrania".


Una respuesta a estas posturas es la del reverendo Antonio Spadaro, sacerdote jesuita en Roma cercano al papa Francisco, quien indicó a la cadena de radio estatal italiana RAI que el pontífice no es un "político", sino un "pastor".


Luego del inicio del ataque ruso en Ucrania, el papa pidió a poner fin al conflicto armado y mostró su preocupación por las personas de la tercera edad atrapadas en medio del fuego cruzado, así como por la población que se ha quedado sin refugio y por "las madres que huyen con sus hijos" para ponerse a salvo.


El obispo de Roma instó a iniciar una tregua que no plantee reanudar la lucha, sino "lograr la paz a través de una verdadera negociación", incluso si significa "hacer algunos sacrificios por el bien del pueblo.

logotipo.png
PrimaveraPor.webp