Pide titular de la ONU acción urgente para atender crisis en Afganistán


El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, advirtió que la gente en Afganistán está "vendiendo a sus hijos y partes de sus cuerpos" para alimentar a sus familias en medio del colapso económico del país.

Al llamar la atención sobre el deterioro en la ya la grave situación humanitaria en el país en los últimos meses, mientras luchan por alimentar a sus familias, Guterres señaló que "sin una acción inmediata, nos enfrentamos a una crisis de hambre y desnutrición en Afganistán", afirmó Guterres.


"La gente ya está vendiendo a sus hijos y partes de sus cuerpos para alimentar a sus familias", declaró, el secretario general de Naciones Unidas.

Expuso que "la economía de Afganistán se ha derrumbado", con aproximadamente el 80 % de la población endeudada.


"Esto significa una catástrofe tanto para los afganos que luchan por alimentar a sus familias como para nuestras operaciones de ayuda", advirtió Guterres, citando el aumento de precios de los alimentos en todo el mundo en medio de la crisis en Ucrania.


Hizo referencia a una advertencia previa de la ONU de que el 97 % de las personas en el país podrían vivir por debajo del umbral de la pobreza a mediados de 2022, y aseguró que "lamentablemente, ese número se está alcanzando más rápido de lo previsto".


Después de que los talibanes tomaran Kabul en agosto, la ONU advirtió que millones de afganos corrían el riesgo de morir de hambre.


"Las necesidades de ayuda humanitaria se han triplicado desde junio y están aumentando día a día y mes a mes", dijo Guterres,e hizo un llamamiento de financiación por 4 mil 400 millones de dólares en fondos, "el pedido más grande del mundo para un solo país".


logotipo.png
PrimaveraPor.webp