Pide Merck permiso en Estados Unidos para uso de píldora contra Covid


La compañía farmacéutica norteamericana Merck dijo este 11 de octubre que ha pedido ya a las autoridades sanitarias de Estados Unidos su autorización de uso de emergencia de un medicamento de vía oral para tratar el coronavirus.


Se trata del molnupiravir, medicamento que de acuerdo con Merck, es "un antiviral oral en fase de investigación para el tratamiento del covid-19 de leve a moderado en adultos que corren el riesgo de evolucionar a covid-19 grave y/o de ser hospitalizados".


La farmacéutica indica en un comunicado que trabaja actualmente con agencias reguladoras de todo el mundo “para presentar solicitudes de uso de emergencia o de autorización de comercialización en los próximos meses".


"El extraordinario impacto de esta pandemia exige que nos movamos con una urgencia sin precedentes", dijo Robert Davis, director ejecutivo y presidente de Merck, en declaraciones recogidas en el comunicado.


Para los expertos, usar molnupiravir no implica una cura milagrosa y advierten que su prescripción debe complementar las vacunas pero no sustituirlas en ningún caso.


De acuerdo con Wendy Holman, directora ejecutiva de Ridgeback Biotherapeutics, socio de Merck, la solicitud dirigida a la autoridad sanitaria de Estados Unidos es”un paso fundamental para poner el molnupiravir a disposición de las personas que pueden beneficiarse de un medicamento antiviral oral que puede tomarse en casa poco después del diagnóstico de covid-19".


Ambas empresas realizaron un ensayo clínico entre cerca de 800 pacientes, de los cuales aproximadamente la mitad recibió tratamiento de 5 días de la píldora, mientras que el resto hizo uso de un placebo. Todos tenían Covid-19 o con síntomas que se desarrollaron en los 5 días siguientes a su asignación a cada grupo.


De quienes recibieron molnupiravir, 7,3% fueron hospitalizados en el día 29, en comparación con 4,1% de los que recibieron un placebo, lo que supone una reducción del riesgo de alrededor del 50%, y tanto Ridgeback Biotherapeutics, como Merck, afirmaron que la eficacia es la misma frente a todas la variantes del virus, incluida la delta.