Para López Obrador, aparición pública de Lozoya en restaurante es “legal pero inmoral"


Luego de las agrias críticas y comentarios que han derivado de la difusión de unas imágenes en las que aparece como si nada hubiera ocurrido en un restaurante capitalino el extitular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre ello en la mañanera de este lunes.


Para el mandatario, se trata de algo que "es legal pero inmoral. Es una imprudencia, un acto de provocación porque el señor fue director de Pemex y está como testigo protegido"


Lozoya enfrenta procesos judiciales por operaciones con recursos de procedencia ilícita, cohecho y asociación delictuosa durante su gestión al frente de la paraestatal durante el gobierno de Enrique peña Nieto, además de estar relacionado con el escándalo de corrupción Odebrecht


Este sujeto fue acusado de recibir sobornos millonarios de la constructora brasileña y tras ser detenido en España, llegó a un acuerdo con la Fiscalía General de la República para ser extraditado a México y aportar información sobre este asunto y malos manejos en los recursos de la Petróleos Mexicanos.


A Lozoya le retiraron el pasaporte, le ordenaron no salir de la ciudad y se le colocó un brazalete de seguimiento.


Para López Obrador, Odebrecht dio dinero a legisladores para proteger sus intereses en la explotación del petróleo mexicano, y dijo hoy que "por eso produce indignación el que esté comiendo en un restaurante de lujo, y aunque legalmente lo puede hacer, se trata de un testigo de actos de corrupción que dañaron a México".


Imágenes obtenidas por la periodista Lourdes Mendoza y subidas a redes sociales, muestran a Lozoya Austin cenando en el lujoso restaurante ubicado en Lomas de Chapultepec, pese a que está sometido a juicio por corrupción. No está bajo arresto domiciliario pero su forma de vida es prácticamente normal aún cuando está sujeto a investigaciones