Para entender en que consiste la COP26 de Glasgow


La COP26, la vigésima sexta conferencia del clima, es la mayor y más importante conferencia relacionada con el clima del planeta.


En 1992, la ONU organizó un evento en Río de Janeiro bajo el nombre de la Cumbre de la Tierra, en el que se adoptó la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.


En este tratado, las naciones acordaron "estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera" para evitar la interferencia de la actividad humana en el sistema climático. En la actualidad, el tratado cuenta con 197 signatarios.


Desde 1994, año en que entró en vigor el tratado, la ONU reúne cada año a casi todos los países del mundo en cumbres mundiales sobre el clima, conocidas como las "COP", que se refiere a "Conferencia de las Partes".


Este año se debería haber celebrado la 27ª cumbre anual pero, por el coronavirus, no se pudo convocar el año pasado, de ahí que este año se celebre la 26ª conferencia, la COP26.


Durante estas conferencias del clima se han negociado "ampliaciones" del tratado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático para establecer límites jurídicamente vinculantes a las emisiones de gases de efecto invernadero para los distintos países, y definir un mecanismo de aplicación para evaluar el cumplimiento.


Entre estas extensiones, se encuentran el Protocolo de Kioto de 1997, que definió los límites de emisiones para las naciones desarrolladas que debían alcanzarse para 2012; y el Acuerdo de París, adoptado en 2015, en el que todos los países del mundo acordaron intensificar los esfuerzos para limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles de la era preindustrial, e impulsar la financiación de la acción sobre el cambio climático.


Durante la conferencia de Glasgow, los delegados tienen como objetivo finalizar el "reglamento de París", o las normas necesarias para aplicar el Acuerdo. Esta vez tendrán que acordar unos plazos comunes sobre la frecuencia de revisión y el seguimiento de sus compromisos climáticos.


Básicamente, París fijó la meta: limitar el calentamiento por debajo de los dos grados centígrados (idealmente 1,5ºC), pero Glasgow es la última oportunidad para hacerlo realidad



logotipo.png
PrimaveraPor.webp