Otra vuelta a la tuerca: Francia cobrará pruebas COVID-19 en adultos no vacunados


Se acabaron los plazos para los no vacunados contra el coronavirus en Francia, y desde ahora, las pruebas de detección de Covid-19 en el país europeo dejaron de ser gratuitas para los adultos no vacunados, a menos que las prescriba un médico.


Pese a que haya adultos que no han completado todavía su pauta de vacunación y que menores de 18 años no tendrán que pagar por someterse a una prueba, aquellos adultos que no hayan recibido ninguna de las dosis de la vacuna contra el coronavirus deberán pagar entre 22 y 45 euros por los tests desde hoy.


Esta es una de las acciones emprendidas por el gobierno francés como complemento a los pases Covid-19 que ya están vigentes desde el verano pasado, como forma de buscar prevenir más brotes del virus.


Para obtener un pase Covid, se requiere mostrar una prueba de vacunación, o bien una prueba negativa al coronavirus e incluso, una prueba de haber superado la enfermedad recientemente.


Los pases son obligatorios para acceder a lugares turísticos, ingresar a hospitales y tomar trenes y vuelos nacionales. El requisito del pase fue dado a conocer desde el pasado mes de julio, lo que detonó la de vacunación en el país galo.


Se estima que en el caso francés, hay ya más de 49 millones de personas, equivalentes a casi 74% de su población, que tiene la pauta completa de vacunación contra Covid, fármaco que se administran a mayores de 12 años.


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg