top of page
  • Laura Meléndez

Orson Wells, un grande del espectáculo y los medios, a un año más de su natalicio

Este 6 de mayo nos viene a la memoria el actor, director, guionista y productor de cine estadounidense, Orson Wells, considerado por muchos como uno de los artistas más versátiles del siglo XX en el campo del teatro, el cine y la radio. Un adelantado a su tiempo.

 

Orson llegó al mundo en Kenosha, Wisconsin el 6 de mayo de 1915, segundo hijo de Beatrice Ives, pianista y sufragista encarcelado por sus opiniones políticas radicales, y Richard Welles, propietario de una cadena de fábricas de camionetas e inventor aficionado. Orson mostró su talento desde niño, hacia las diferentes formas de arte aprendiendo las enseñanzas de su madre y pronto se inició en la pintura, aunque hizo su primera aparición en el escenario en una representación de la obra Sansón y Dalila, en la Ópera de Chicago.

 

En 1919, sus padres se separaron y Orson se fue con su madre a Chicago, donde comenzó a introducirse en los círculos artísticos e intelectuales; en 1924, tras la pérdida de su madre, volvió a vivir con su padre y abandonó para su carrera musical. A los 10 años, mientras estudiaba la primaria, Welles se dedicó a ofrecer presentaciones escolares, dirigiendo y protagonizando “El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde”. Al poco tiempo, ingresó en la Todd School de Illinois, escuela de vanguardia dirigida por el profesor Roger Hill, que en numerosas ocasiones Welles citó como su mentor y la persona que le dio las ideas artísticas y literarias en las que fundamentó su obra futura.

 

En 1931, Orson tenía 16 años y trabajó en el Teatro de Dublín en Irlanda, pero pronto se trasladó a Nueva York, donde debutó al año siguiente en Broadway con la representación de Romeo y Julieta. Welles fundó posteriormente la compañía de teatro Mercury Theatre, con la que obtuvo gran éxito, y hacia 1938, junto con varios colegas de su compañía, representó por la cadena radiofónica CBS una adaptación de la obra de H. G. Wells, “La guerra de los mundos”. El realismo fue tal que la emisión causó pánico en Nueva Jersey donde, según la obra, estaba teniendo lugar la invasión de los extraterrestres. Este episodio le dio fama mundial, lo que llevó a la productora RKO Pictures a contratarle en 1939 con plena libertad para escribir, producir y dirigir dos películas.

 

Hasta ese momento su experiencia como realizador cinematográfico había sido casi nula, por lo que comenzó a adentrarse en la técnica y lenguaje del cine, contribuyendo con un estilo visual inédito para la época, como el uso del "documental" dentro de la propia historia. Welles dirigió “El Ciudadano Kane” en 1941 con gran crítica, pero poca taquilla, debido a las trabas que tuvo en la distribución.

 

Aún en nuestros días, representa un prodigio de la técnica y narrativa cinematográfica: el plano secuencia inicial de Touch of Evil, toma ininterrumpida de varios minutos que demuestra un dominio de la puesta en escena y organización de los movimientos, aunque bien él no apreciaba esos planos en exceso.

 

Más aun, ofreció una distinta visión del mundo de Shakespeare en 3 películas consideradas “obras maestras”: Macbeth, Otelo, el moro de Venecia y Campanadas a medianoche. En total, hizo 23 películas, y fue narrador del documental “A King’s Story”.

 

Welles vivió un tórrido romance entre 1938 y 1942 con la actriz mexicana Dolores del Río. Según su hija, Rebecca Welles, ella fue el amor de su vida; pero estuvo casado con Rita Hayworth.

 

Orson Welles murió de un ataque cardíaco en Los Ángeles, el 10 de octubre de 1985, y sus cenizas fueron depositadas en el municipio malagueño de Ronda en España, país en el que rodó varias de sus películas.

 

Es considerado uno de los más grandes directores de cine y teatro del siglo XX, al grado de que, en 2002, fue elegido por el British Film Institute como el Mejor Director de la Historia del Cine.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page