Nuevamente home office en Bélgica por rebrote


Las autoridades de Bélgica decidieron apretar la tuerca para parar una nueva ola de Covid-19, y retomaron el teletrabajo obligatorio al menos por 4 días a la semana, además de retomar el uso de cubrebocas, sin recurrir a cierres o confinamientos colectivos.


Asimismo, en esta batalla contra el coronavirus que lleva casi 2 años, los belgas recibirán una dosis de refuerzo de la vacuna contra Ccovid-19 a toda la población, en fechas aún por determinar.


El primer ministro belga, Alexander de Croo, expresó ante periodistas que “la filosofía es mantener la apertura, pero con medidas de seguridad reforzadas", en tanto que el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke dijo que “es decepcionante tener que adoptar medidas de nuevo, pero lo que hemos decidido es un mínimo", pues Bélgica vive "una explosión" de infecciones y que "incluso personas vacunadas acaban en el hospital".


Así, y luego de informar que entre el 7 y el 13 de noviembre se detectó una media de 10 mil 283 nuevos contagios al día, un aumento del 27% respecto a la semana anterior, y de que las muertes se incrementaron 11%, la autoridad indicó que del del 20 de noviembre al 13 de diciembre, será obligatorio el home office 4 días a la semana, y para el 13 de diciembre se podrá acudir a la oficina 2 días a la semana.


También se retoma un uso más intensivo del cubrebocas, que será obligatorio en establecimientos o lugares de ocio aun cuando para entrar se haya solicitado el certificado Covid que prueba que una persona está vacunada, ha dado negativo en un test PCR en las últimas 48 horas o superado la enfermedad.


La medida abarca Cines, restaurantes, museos, salas de conciertos, teatros u otros establecimientos culturales, además de eventos públicos o privados cuando superen las 50 personas en interior o 100 en exterior.


El uso de cubrebocas junto con el certificado Covid será obligatorio en discotecas o salas de baile, dejando a los organizadores la opción del uso mascarilla en interior, si además del certificado, los asistentes se someten a una prueba antes de entrar al local.


Finalmente, se baja de 12 a 10 años la edad a partir de la cual se exige el cubrebocas en interior, dando margen a las autoridades locales para decidir lo concerniente a las escuelas.







logotipo.png
PrimaveraPor.webp