Nueva jornada crítica en Canadá por movilizaciones de antivacunas


Canadá tiene severos problemas para lidiar con el movimiento de personas opuestas a las restricciones y las vacunas para frenar la pandemia de coronavirus, y a lo largo del jueves, la policía tuvo ver4daderos problemas para tratar de controlar la situación.


Los inconformes con la política anticovid del gobierno de Justin Trudeau, no solo realizaron más bloqueos en pasos fronterizos hacia Estados Unidos, sino que intentaron saturar la línea 911 de emergencias.


Los bloqueos de los manifestantes contrarios a restricciones sanitarias afectaron el paso hacia Estados Unidos en la provincia de Manitoba, días después del bloqueo en del importante puente binacional Ambassador en Ontario, que conecta con la ciudad estadounidense de Detroit..


La policía expresó en su cuenta de Twitter que "una protesta que involucra una gran cantidad de vehículos y equipos agrícolas bloquea el puerto de entrada de Emerson", que conecta Manitoba con Dakota del Norte en la Unión Americana.


Los bloqueos causan problemas para la producción de las armadoras Toyota y Ford, y de acuerdo con la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, "nuestros negocios automotor, industrial y agrícola están sintiendo la presión", por lo que la situación es "inaceptable" pues "afecta los salarios y las líneas de producción".


Asimismo, el paso fronterizo de Coutts, que une la provincia canadiense de Alberta con el estado de Montana, también ha sido bloqueado por manifestantes durante más de una semana, y una caravana de vehículos obstaculizó el tráfico en torno al aeropuerto internacional de Ottawa.


Incluso, la policía de Ottawa denunció el intento de sabotaje del teléfono de emergencia 911, mediante un plan "concertado para inundar” la línea de emergencia con llamadas inútiles, y que es un delito intentar sabotear el teléfono.










logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg