Nueva era para teletrabajo: patrones deben dar herramientas a sus empleados


Entre las medidas que deben poner en marcha los empleadores figuran velar por que los trabajadores reciban equipo adecuado para completar sus tareas del trabajo; proporcionar información, directrices y formación para reducir el efecto psicosocial y de salud emocional del teletrabajo, así como formar a los directivos en la gestión eficaz de riesgos, gestión a distancia y promoción de la salud en el lugar de trabajo.


Además, establecer el “derecho a la desconexión” y días de descanso suficientes.


Según el informe difindido por la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud, los servicios de salud laboral deben estar capacitados para prestar asistencia en salud ergonómica, mental y psicosocial a quienes trabajan a distancia, mediante tecnologías digitales de telesalud.


El informe ofrece recomendaciones para que la organización del teletrabajo atienda necesidades tanto de los trabajadores como de las organizaciones.


Entre ellas, debatir y formular planes de trabajo individuales para el teletrabajo y aclarar las prioridades; ser claros con respecto a plazos y resultados previstos; acordar un sistema común que anuncie la disponibilidad para trabajar; y garantizar que directivos y compañeros respeten el sistema.


Las empresas con trabajadores remotos deben idear programas especiales para el teletrabajo, combinando medidas para la gestión del trabajo y el rendimiento con tecnologías de la información y la comunicación y equipos adecuados, y servicios de salud laboral que presten asistencia en salud general y en salud ergonómica y psicosocial.



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg