Novak Djokovic no jugará el Open de Australia: será deportado


El tenista Novak Djokovic volvió a presentarse ante el Tribunal Federal de Australia para apelar la segunda cancelación de su visado, y finalmente, se ha decidido que debe salir del país por lo que no podrá participar en el Open de Australia.


Tres jueces del Tribunal Federal analizaron el caso para definir a situación legal del tenista serbio, quien entró al país sin estar vacunado contra el coronavirus. Y la decisión fue unánime.


Con este fallo el máximo tribunal australiano determinó validar la medida adoptada por el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, quien usó su poder ejecutivo y canceló el visado de Djokovic por "motivos de salud y buen orden, sobre la base de que era de interés público hacerlo".

.

La decisión significa probablemente que Djokovic, que no está vacunado contra la COVID-19, permanecerá detenido en Melbourne hasta que sea deportado. La orden de expulsión suele incluir también la prohibición de regresar a Australia durante 3 años.


El Abierto de Australia incluía a Novak en los horarios del lunes para partidos de primera ronda pese a que el tenista serbio seguía en un limbo legal. Los organizadores del torneo publicaron el horario de partidos para el primer día de competición antes de que se conociera el veredicto.


Djokovic pasó la noche del sábado en un hotel empleado por las autoridades de inmigración, mientras sus abogados se reunían con dichas autoridades. El serbio tenía permiso de salir del hotel de detención para pasar el domingo en las oficinas de sus abogados, bajo la vigilancia de 2 funcionarios de inmigración.


Novak había pasado 4 noches confinado en un hotel cerca del centro de Melbourne antes de quedar libre el lunes, luego de ganar el recurso contra la cancelación de su visa por formalismos de procedimiento.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp