No recomienda Organización Panamericana de la Salud vacunar contra Covid a niños


La Organización Panamericana de la Salud sigue sin autorizar las vacunas en niños menores de 12 años en espera de conocer resultados de los ensayos en curso, y alerta que los menores representan cada vez más un mayor porcentaje de hospitalizaciones y muertes.

El subdirector de la agencia de la ONU, el doctor Jarbas Barbosa, explicó en la rueda de prensa semanal sobre Covid-19 en la región, que solo la vacuna de Pfizer cuenta con autorización para uso de emergencia en adolescentes, y que otros 3productores de inmunizaciones están todavía pendientes en fase de análisis.

Precisó que la empresa estadounidense Moderna tiene pendiente la autorización del uso de la vacuna en menores de 12 a 15 años, aunque ya la puede usar a partir de los 16, y que las compañías chinas Sinopharm y Sinovac, que ya tienen permiso para actuar a partir de los 18 años, también lo solicitaron para vacunar a los niños de 3 a 17 años.

El motivo por el cuál todavía no recibieron la luz verde se debe a que se deben “revisar de manera muy cuidadosa informaciones que presentan los productores sobre los ensayos clínicos que hicieron con adolescentes y niños para garantizar que son vacunas que se puedan usar dentro de este grupo”.

Mientras tanto, la Organización ha constatado que a medida que un mayor número de adultos recibe las vacunas contra el Covid-19, los niños representan un mayor porcentaje de hospitalizaciones e incluso de muertes, por lo que la directora de la OPS, Carisse Etienne, puntualiza "debemos ser claros: los niños y los jóvenes también se enfrentan a un importante riesgo de enfermedad por COVID-19”.

Pese a estas precauciones, Barbosa indicó que Chile y Cuba están administrando vacunas a los niños y que cada país es soberano de tomar esta decisión.

Por otra parte, con más de 1,5 millones de casos de Covid-19 notificados el año pasado en América entre niños y adolescentes y más de 1,9 millones en 2021, la Organización Panamericana de la Salud insta a actuar de manera inmediata para recuperar la salud, la educación y los servicios sociales de los menores con el objetivo minimizar el impacto de la pandemia y evitar que estos se queden atrás.

“Hoy en día, los niños, niñas y adolescentes de nuestra región corren el riesgo de convertirse en la generación que perdió las oportunidades de salud, educación y los servicios sociales que necesitaban para alcanzar su máximo potencial”, advirtió Etienne.

Coincidiendo con el inicio del curso escolar, Carissa Etienne destacó que no hay ninguna situación “de riesgo cero” a la hora de abrir y cerrar escuelas, por lo que la esa decisión dependerá de las autoridades nacionales y locales, de acuerdo con su situación epidemiológica y capacidad de respuesta.