Niega el presidente que se esté militarizado al país, en el Día del Ejército


"Las acusaciones de que estamos militarizando el país carecen de toda lógica y de la más elemental buena fe", dijo este sábado en Coahuila el presidente Andrés Manuel López Obrador, y precisó que "no se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie, no se les ha pedido que vigilen u opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades; ni mucho menos que se involucren en acciones represivas o violatorias de los derechos humanos".


Durante el acto conmemorativo del 109 Aniversario del Día del Ejército Mexicano desde la población de Ramos Arizpe, el mandatario destacó que, " en esta nueva etapa, la generosa y decisiva participación de nuestros soldados y marinos en acciones de desarrollo, bienestar y paz es refrendo de su lealtad a las instituciones civiles".


A su juicio, "esta participación, además, contribuye a dejar atrás la distancia y hasta la desconfianza entre civiles y militares que se generó por las decisiones erróneas y perversas de gobiernos civiles."


Dijo que no de le puede cargar la culpa al Ejército "de acciones indebidas que avergüenzan, que son manchas en nuestra historia", pues no hay que olvidar que esas acciones fueron ordenadas por autoridades civiles


Reiteró que mientras ocupe el cargo de Presidente de la República, y como comandante de las Fuerzas Armadas jamás dará la orden de que se reprima al pueblo de México.


López Obrador refirió por otra parte que de no estar respaldado por la mayoría de los mexicanos, especialment por los pobres, "los conservadores corruptos ya nos habrían derrotado o habríamos tenido que rectificar y someternos a sus caprichos e intereses para convertirnos como eran antes los gobernantes: en floreros o en títeres".


Más aún, el mandatario expresó que sin el apoyo del pueblo "tampoco habríamos resistido la intensa campaña en nuestra en contra emprendida desde los medios informativos convencionales y las redes sociales".


Aseguró que no le hace mella al país, "la estrategia golpista mediante el uso de los medios de información que se venden o se alquilan, mercenarios, estrategia que se aplica en casi todo el mundo para debilitar a dirigentes y gobiernos que enfrentan, que se atreven a enfrentar el poderío corrupto de las élites"


El jefe del ejecutivo aseguro que, "en expresión de Juárez, no le quitan ni una pluma a nuestro gallo", y añadió que "México, ya no es tierra de conquista y de rapacidad. En México, y poco a poco, las élites se tendrán que ir acostumbrando, porque en México mandan las mayorías y se gobierna con honestidad y con justicia."


logotipo.png
PrimaveraPor.webp