Mundo enfrenta mayor crisis de paz y seguridad de los últimos años: Guterres


Para el Secretario General de Naciones Unidas, con la situación existente en Ucrania, "nuestro mundo se enfrenta a la mayor crisis de paz y seguridad de los últimos años”


En declaraciones a la prensa, el luso António Guterres dijo: “Permítanme ser claro: la decisión de la Federación Rusa de reconocer la llamada ‘independencia’ de determinadas zonas de las regiones de Donetsk y Luhansk es una violación de la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”.


Guterres, quien debió cancelar una visita a la República Democrática del Congo y su asistencia a una Cumbre de países africanos, dijo “estar profundamente preocupado” por los últimos acontecimientos, incluidos los informes de violaciones del alto el fuego a lo largo de la línea de contacto, y por el riesgo real de una nueva escalada de la tensión sobre sobre el terreno.


“Me preocupa especialmente la seguridad y el bienestar de todos aquellos que ya han sufrido de tanta muerte, destrucción y desplazamiento”, añadió, haciéndose eco de las palabras pronunciadas horas antes por la alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michel Bachelet.


Para el titular de la ONU, la decisión del presidente Vladimir Putin es “una medida unilateral que entra en conflicto directo con los principios de la Carta de las Naciones Unidas y es incompatible con el derecho internacional”.


También supone “un golpe mortal” a los Acuerdos de Minsk aprobados por el Consejo de Seguridad, que suponía el camino hacia la paz en el este de Ucrania después que Rusia invadiera esa zona en 2014.


“Los principios de la Carta de la ONU no son un menú a la carta. No pueden aplicarse de forma selectiva. Los Estados miembros los han aceptado todos y deben aplicarlos todos”, dijo Guterres.


El Secretario General también dijo estar preocupado por la perversión del concepto de mantenimiento de la paz que ha hecho Rusia al anunciar que enviaba su Ejército a las regiones de Donetsk y Luhansk en “misión de mantenimiento de la paz”.


“Cuando las tropas de un país entran en el territorio de otro sin su consentimiento, no son no son fuerzas de paz imparciales. No son fuerzas de paz en absoluto”, declaró tras haber mostrado estar orgulloso de los logros de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU, en las que tantos cascos azules han sacrificado sus vidas para proteger a los civiles.


Después reiteró, como ya hizo ayer en otra declaración a través de su portavoz, que las Naciones Unidas, de acuerdo con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General, apoyan plenamente la soberanía, la independencia política y la integridad territorial de Ucrania, dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas.


También indicó que la ONU sigue apoyando al pueblo de Ucrania mediante nuestras operaciones humanitarias y esfuerzos en materia de derechos humanos.


“En este momento crítico, hago un llamamiento a un alto el fuego inmediato y al restablecimiento del Estado de derecho. Necesitamos moderación y razón. Necesitamos la distensión ahora. Insto a todos a que se abstengan de realizar acciones y declaraciones que lleven esta peligrosa situación al borde del abismo. Cualquier despliegue militar ruso adicional en Ucrania sólo creará más tensiones. Ya es hora de volver a la senda del diálogo y las negociaciones”.


El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, canceló la reunión con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, prevista para el 24 de febrero en Ginebra, después de que Moscú reconociera la independencia de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania.


"Rusia ha dejado claro su rechazo total a la diplomacia, no tiene sentido seguir adelante con esa reunión", dijo Blinken, en una rueda de prensa en Washington.


logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg