Muerte, desolación y brote de cólera en Mariupol


La ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol es el fiel reflejo de la invasión rusa, en donde los destrozos a la infraestructura son enormes y la pérdida de vidas humanas muy importante.


Un informe del Ministerio de Defensa de Reino Unido asegura que la ciudad está sufriendo un brote de cólera que podría convertirse en un problema sanitario si no es controlado a tiempo, ahora que está bajo control de los invasores rusos.


Según Reino Unido, los rusos no dan servicios básicos a la población, por lo que no hay garantía de acceso al agua potable, y no hay forma de comunicarse por teléfono o internet.


Desde mayo pasado hay registro de casos de cólera en Mariúpol, en medio de un guerra que ha puesto "al borde del colapso” al sistema sanitario de ésta y otras ciudades atacadas por los rusos.


El reporte, advierte que es probable "una escasez crítica de medicamentos en Jersón", recordando que Ucrania sufrió una epidemia de cólera en 1995 y ha experimentado brotes menores desde entonces, especialmente donde está asentada Mariúpol.


Por su parte, el alcalde de Mariúpol, Vadim Boychenko, dijo en entrevista con el canal de TV local Canal 24, que la recuperación de cadáveres entre los escombros, el hambre y las epidemias son parte de la vida cotidiana en la ciudad, y señaló que en Mariúpol se extraen entre 70 y 200 cuerpos entre los escombros todos los días.


Se estima que son al menos 2 mil las personas muertas en esta ciudad portuaria, durante el asedio de los invasores rusos, y la situación es crítica porque hay “un desastre epidémico", agregó el alcalde.


Se estima que Mariúpol, que hasta hace unos meses tenía casi medio millón de habitantes, ahora alberga a cerca de 100 mil personas.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg