Muere uno de los jugadores de más calidad del futbol de México: Tomás Boy


Una tromboembolia pulmonar terminó este 8 de marzo con la vida de Tomás Boy Espinosa, uno de los mejores futbolistas que ha dado el futbol mexicano.


Tomás tenía 70 años de edad y su estadio de salud se había deteriorado rápidamente en el puerto de Acapulco.


Conocido con el mote de “El Jefe” por su liderazgo y su fino estilo de concebir el juego, Tomás fue uno de los futbolistas más reconocidos a lo largo de su carrera de 13 años entre 1975 a 1988 en la Primera División.


Nacido el 28 de junio de 1951 en la Ciudad de México, Boy militó durante casi toda su vida como futbolista con los Tigres regimontanos, con quienes anotó la friolera de 104 goles producto de su participación en 413 partidos, además de recibir el Balón de oro como el mejor jugador en la temporada 1978-79.


Antes de llegar a Tigres, Boy había debutado en 1972 con el equipo capitalino Atlético Español y en 1974 había pasado A formar parte de la plantilla del San Luis, siendo considerado por varios colegas como el jugador de más clase que ha dado el balomíé nacional.


Jugó para la Selección mexicana entre 1979 y 1988, y en su plena madurez futbolística, fue parte del equipo tricolor que participó en el Mundial de México 1986, recibiendo del entrenador Bora Milutinovic el gafete de capitán.


Luego de colgar los botines, Tomás abrazó sin mucha fortuna la carrera de director técnico y trabajó para 10 equipos sin obtener ningún título, siendo su máximo logro un subcampeonato al frente del Morelia en 2011.


El último club que dirigió Boy fue el de Mazatlán en el torneo 2020, meses después de haber sido relevado de la dirección técnica del Guadalajara.


Boy fue también comentarista deportivo dentro del equipo de analistas de la mesa de Futbol Picante de ESPN


Descanse en paz.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg