Millones de adultos europeos fuman o han consumido mota


De acuerdo con un “Informe Europeo sobre Drogas 2022: Tendencias y novedades”, realizado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, se estima que 83,4 millones de personas, que equivalen al 29% de los adultos de 15 a 64 años en la Unión Europea, han consumido alguna vez una droga ilegal, siendo el cannabis la sustancia más consumida.


Asimismo, más de 22 millones de adultos europeos declararon haber consumido cannabis en el último año, y entre los consumidores de mota, se observa un mayor número de hombres (50,5 millones) que de mujeres (33 millones).


Respecto al resto de drogas, detrás del cannabis están los estimulantes como la segunda categoría notificada con mayor frecuencia. Se estima que en el último año 3,5 millones de adultos consumieron cocaína, 2,6 millones de MDMA y 2 millones de anfetaminas.


Más aún, cerca de un millón de europeos consumieron heroína u otro opioide ilegal en el último año, siendo los opioides los que representan la mayor parte de los daños atribuidos al consumo de drogas ilegales.


El Informe sobre Drogas 2022 presentado hoy en Lisboa, , deja en claro el "rápido repunte de la oferta y el consumo de drogas tras la disrupción provocada por la Covid-19", y detalla cómo los problemas de drogas en Europa siguen evolucionando y cómo la innovación impulsa el mercado de las drogas.


Explica que la disponibilidad de drogas sigue siendo elevada en la Unión Europea, y que hay casos, como el de la cocaína que supera los niveles anteriores a la pandemia, además de la aparición de sustancias potentes y peligrosas.


El informe también señala cómo los productos derivados del cannabis son cada vez más diversos y cómo está aumentando la producción de drogas sintéticas en Europa.


Se estima que en 2020, hubo poco menos de 6 mil muertes en la Unión Europea por sobredosis relacionadas con drogas ilegales, la mayoría de los decesos estaban relacionados con la toxicidad de las drogas, que implica combinaciones de opioides ilegales, otras drogas ilegales, medicamentos y alcohol.


Junto con la disponibilidad de cocaína en Europa, los informes indican que el consumo de crack puede estar aumentando y se observa en la actualidad entre los consumidores de drogas vulnerables de más ciudades y países. Unos 7 mil pacientes iniciaron tratamiento por problemas de crack en Europa en 2020, el triple que en 2016.


En cuanto al consumo de drogas por vía inyectada se asocia a graves problemas de salud, como enfermedades infecciosas, sobredosis y muertes. Aunque el consumo de heroína por esta vía está disminuyendo, cada vez es mayor la preocupación por el consumo inyectado de una gama amplia de sustancias, como anfetaminas, cocaína, catinonas sintéticas, opioides con prescripción y otros medicamentos.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg