Mantiene Agricultura proyecto de estimulación de lluvias ante efectos de la sequía


La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, a través de la Fuerza Aérea Mexicana, anunció que este año continuará el proyecto de estimulación de lluvias de manera permanente y empezará en el ciclo otoño-invierno 2021-2022 en Baja California, Sonora, Tamaulipas, Coahuila, Nuevo León y Sinaloa.


Asimismo,, continuará en el primavera-verano 2022, con la adición de Durango, Zacatecas y San Luis Potosí, así como la Región Lagunera.


Se estima que en ambos ciclos de siembra el proyecto tendrá un impacto en al menos 8.5 millones de hectáreas, lo que contribuirá a mitigar efectos de la sequía en zonas áridas y semiáridas, la recuperación de praderas y a proveer de agua a productores y a población, indicó.


Esta tecnología consiste en liberar moléculas de yoduro de plata en el trayecto de las nubes para precipitar la lluvia en los polígonos que interesa impactar, lo que genera humedad y escurrimientos hacia praderas y presas.


En 2021, la puesta en marcha por primera vez en México de esta tecnología nacional, permitió un aumento promedio de 45.1% de exceso de lluvia, lo que es positivo, ya que la Sociedad Americana de Meteorología reconoce como éxito los incrementos entre 10 y 20%, reportó la Secretaría de Agricultura. De esta forma, se pudieron mitigar los efectos de la sequía en 85.2% de los polígonos de estimulación que comprendieron más de 8.2 millones de hectáreas en Sonora, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Sinaloa, Zacatecas y Tamaulipas. La dependencia federal subrayó que, de esta forma, el proyecto contribuyó a dar certidumbre a la producción agrícola de riego y temporal en los estados referidos, en beneficio de más de 150 mil habitantes en las zonas de influencia, en su mayoría productores agropecuarios. Además, se contribuyó al almacenamiento de las presas en los estados participantes con un alza de 53.6%, al pasar de 5 198.9 a 15 mil 671.7 hectómetros cúbicos, lo que permitió superar las estimaciones promedio y se aseguró el ciclo otoño-invierno 2021-2022. También se logró contribuir a la recarga de acuíferos. Agricultura detalló que estos resultados permiten avanzar en la meta de lograr la seguridad alimentaria con soberanía. El proyecto de estimulación de lluvias el año pasado también contribuyó a combatir al menos 25 incendios forestales, principalmente en Nuevo León y Chihuahua y a sofocar un incendio remanente en la Sierra de Arteaga.

logotipo.png
PrimaveraPor.webp