top of page
  • bambarito59

México y Colombia avanzan en combate al tráfico y consumo de drogas desde las causas

Durante la clausura de la Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre Drogas, que se realizó del 7 al 9 de septiembre en Cali, los gobiernos de México y Colombia, encabezados por los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Gustavo Petro, acordaron combatir el tráfico y el consumo de drogas desde las causas.


El mandatario mexicano afirmó que entre México y Colombia existe coincidencia en no optar por el uso de la fuerza y planteó lo fundamental para enfrentar el flagelo de la drogadicción y la violencia:


“Atender las causas con un nuevo criterio, no pensar sólo en medidas coercitivas.

Tenemos que poner por delante el criterio de que la paz es fruto de la justicia. Tenemos que luchar primero contra la pobreza, contra la desigualdad.”


López Obrador hizo referencia a los acuerdos suscritos por los países participantes en el encuentro y delineó 5 propuestas.


En primer término, procurar inversiones propias y de organismos financieros internacionales para fortalecer la actividad productiva del campo en los países de la región, con el fin de sustituir la siembra de marihuana, amapola, entre otros, por maíz, frijol, café y millones de árboles frutales y maderables.


“Segundo, no permitir nunca más el saqueo de los recursos naturales de nuestros países. Más que una pandemia, una peste, es la corrupción y hay que desterrarla.”


Además, promover el desarrollo con bienestar a partir del principio: por el bien de todos, primero los pobres. Así como evitar la desintegración familiar y atender a los jóvenes para evitar que ingresen a las bandas criminales.


El presidente mexicano celebró la iniciativa de su homólogo colombiano y coincidió en las conclusiones del encuentro, e hizo un llamado a los países de la región a participar en el combate a la pandemia por el consumo de fentanilo que enfrenta Estados Unidos, "con respeto a nuestras soberanías y buscando que se procure atender ese problema de fondo. Porque no es eliminar el fentanilo; si hay consumo, es que algo anda mal en esa sociedad.”


Por su parte, la canciller Alicia Bárcena agradeció al gobierno de Colombia, a las delegaciones participantes, organizaciones de la sociedad civil y de las Naciones Unidas, el esfuerzo y contribuciones para integrar un documento final que servirá como hoja de ruta en la implementación de acciones futuras para combatir el tráfico y el consumo de drogas.


Entre los puntos que la canciller Bárcena destacó se encuentran:


• Se reconoce el valor de las convenciones internacionales en materia de estupefacientes y sustancias psicotrópicas y su tráfico.


• Se analizaron acuerdos en los últimos encuentros internacionales para ver cómo ajustarlos a nuevas prioridades.


• La necesidad de contrarrestar de manera integral las consecuencias del problema mundial de las drogas y las causas estructurales primarias de desigualdad, pobreza, falta de oportunidades y violencia.


• Cambiar el paradigma, reconociendo el fracaso de la guerra contra las drogas e identificando temas que debemos abordar con un nuevo modelo.


• Políticas para reducir la demanda a través de prevención universal, selectiva e indicada, con atención a la salud mental, adicciones, intervención temprana, tratamiento, atención, rehabilitación y recuperación.


• Contar con la comunidad internacional, pero “denunciamos la estigmatización de nuestros campesinos y migrantes. No son traficantes, son trabajadores en busca de oportunidades”


Añadió que es “muy importante para todos, y para México en particular, romper los nefastos vínculos entre el tráfico ilícito de drogas, la delincuencia organizada trasnacional y especialmente el tráfico de armas de fuego y municiones, que son la otra cara de la moneda de la delincuencia. Y la tala ilegal, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el lavado de activos y la corrupción.”


Dijo que otro de los puntos es el medio ambiente, ya que por cada kilogramo de metanfetamina se generan 10 kg de residuos químicos.


Se acordó crear un grupo de trabajo de seguimiento integrado por todos los Estados de la región, con el fin de avanzar en una construcción reflexiva y ajustada a las realidades de cada país, para abordar el problema mundial de las drogas sobre la base de este documento.


Bárcena Ibarra confió en la creación de una alianza latinoamericana antinarcóticos, a sugerencia de Bolivia.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page