"Más bonita que ninguna", hoy recordamos a Rocío Dúrcal (Video).


Este lunes 4 de octubre recordamos que se cumple un año más del natalicio de una cantante y actriz española, considerada por muchos como la “reina de las rancheras”, al ser una de las mujeres de habla hispana con más ventas en la industria. Nos referimos a Rocío Dúrcal, que hoy hubiese cumplido 77 años de edad.

María de los Ángeles de las Heras Ortiz nació en el barrio de Cuatro Caminos en Madrid, España, el 4 de octubre de 1944. Hija de Don Tomás de las Heras y Doña María Ortiz, su infancia transcurrió de manera tranquila hasta que junto con sus padres se mudó a Valencia, donde debió hacer muchas cosas en casa, así como ser “madre” para sus 5 hermanos menores, por lo cual faltó mucho a clases en el Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, una escuela de monjas católicas.

Su carrera artística comenzó al participar en diversos festivales y concursos radiales de canto, apoyada en secreto por su abuelo paterno, quien creyó siempre en su talento y fue su primer admirador.

A los 15 años de edad, con aprobación de sus padres, apareció en el espacio televisivo “Primer aplauso” que emitía la Televisión Española; el tema que escogió fue “La sombra vendo” y Luis Sanz, un cazatalentos que veía el programa, quedó tan impactado por su talento y personalidad, que se puso en contacto con la familia. Así, con la aprobación con sus padres, la niña fue puesta al cuidado de profesores particulares para terminar sus estudios académicos e iniciar los de canto, baile y actuación.

Para lanzarla al estrellato, Sanz propuso llamarla Rocío, sobrenombre que se lo puso su abuelo pues le recordaba el rocío matutino; pero al pensar que le haría falta un apellido, él y la joven buscaron un mapa de España en el que ella señaló, al azar, la población de Dúrcal, en la provincia de Granada.

Su inicio en el cine se dio con la película Canción de juventud, cuya historia retrataba a una adolescente con su misma personalidad en la vida real. La cinta obtuvo enorme éxito de taquilla. A esto le siguieron Rocío de la Mancha y Tengo 17 Años, junto con su primer álbum, Las películas de Rocío Dúrcal. En 1964 realizó su primera obra de teatro, Un domingo en Nueva York, y 2 años más tarde compartió créditos con el joven actor y cantante Enrique Guzmán en Acompáñame; para 1968 rodó Cristina Guzmán, la primera de sus cintas destinada a un público mayor de 18 años, rompiendo con la imagen, hasta entonces ligera y despreocupada, de sus trabajos anteriores.

En 1965, durante el rodaje de Más bonita que ninguna, Rocío conoció al conjunto Los Brincos, que se encargó de componer algunas canciones para esta película, entablando una amistad especial con 2 de sus integrantes, Juan Pardo y Antonio Morales Junior, quienes después se separarían del grupo y formarían el dúo Juan y Junior. Tras años de amistad, Rocío y este último se enamoraron y tras 9 meses de noviazgo, se casaron en el monasterio de El Escorial. Tuvieron 3 hijos: Carmen María Guadalupe, Antonio Fernando y Shaila de los Ángeles Morales.

Tras varias interrupciones de su carrera para atender a su familia, grabó en 1977 Una vez más, y en ese año conoció al compositor y cantante mexicano Alberto Aguilera Valadez, conocido como Juan Gabriel, con quien grabó un álbum con varios de sus éxitos, pero en versión ranchera. “Rocío Dúrcal canta a Juan Gabriel” obtuvo niveles tan altos en ventas que realizaron 10 álbumes juntos, siendo “Canta a Juan Gabriel Volumen 6” con el que consiguió su primera nominación al Grammy en 1984.

Los siguientes 20 años para Durcal incluyeron colaboraciones con artistas como Marco Antonio Solís y Joan Sebastian, discos como “Confidencias”, “Como tu mujer” y “Hay amores y amores”, que fue nominada para los Grammy, y la producción de la serie Los negocios de mamá, transmitida en Televisión Española.

En 2001, después de la grabación de “Entre tangos y mariachi”, se le diagnosticó cáncer de útero, enfermedad contra la que luchó por más de 3 años, el cual empeoró cuando se expandió a sus pulmones. En este lapso, grabó su último álbum, “Alma Ranchera”, además de recibir un Grammy Latino a la excelencia musical.

Rocío Durcal falleció el 25 de marzo de 2006 a los 61 años de edad en su casa de Torrelodones, cerca de Madrid, pasando sus últimos días en compañía de su familia. Su cuerpo fue trasladado al cementerio La Paz en la capital española, adonde acudieron admiradores y amigos de la cantante; al día siguiente, su cuerpo fue incinerado, por deseo de su familia. Parte de sus cenizas fueron distribuidas entre España, en Torrelodones y en México, donde descansan en la Basílica de Guadalupe.