También Francia y Alemania pretenden ignorar petición de la OMS para vacuna de refuerzo




Los gobiernos de Francia y Alemania podrían realizar vacunaciones de refuerzo contra el covid-19 en próximos meses, a pesar del llamado de la Organización Mundial de Salud a frenar la administración de terceras dosis hasta que haya más personas vacunadas, en especial en países de bajos ingresos.

La decisión de los gobiernos de los 2 países busca proteger a sus ciudadanos de la variante Delta del coronavirus, más contagiosa que las cepas anteriores, y la OMS criticó que los países ricos sigan acaparando las existencias de vacunas mientras naciones pobres apenas tienen la posibilidad de inmunizar a sus ciudadanos.

Francia ofrecerá esta opción de refuerzo a personas vulnerables y mayores desde septiembre, y según el presidente francés, Emmanuel Macron, en su cuenta de Instagram, “es probable que una tercera dosis sea necesaria, no para todos inmediatamente, sino en cualquier caso, para los más vulnerables y las personas mayores".

A su vez, Alemania plantea ofrecer una tercera dosis de refuerzo a las personas inmunodeprimidas, a quienes vivan en residencias de ancianos y a los adultos mayores.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que

"no podemos aceptar que los países que ya han utilizado la mayor parte del suministro mundial de vacunas utilicen aún más".

Alemania rechazó los señalamientos de la OMS y aseguró que donará al menos 30 millones de dosis a naciones de bajos ingresos, en tanto que Francia anunció que suministrará 3 millones de dosis a Indonesia y 200 mil dosis a Armenia.