Logra la NASA frenar venta en subasta de polvo lunar y cucarachas


La agencia espacial estadounidense pidió a la casa de subastas RR Auction, que detenga la venta del polvo lunar recogido por la misión Apolo 11 de 1969, así como de las cucaracha alimentadas con dicha muestra en un experimento.


La NASA argumentó que los materiales son propiedad del Gobierno y no pueden ser adquiridos por un particular ni empresa alguna.


En una carta de la agencia espacial de la que da cuenta AP News, se precisa que

"todas las muestras del Apolo pertenecen a la NASA y ninguna persona, universidad u otra entidad ha recibido permiso para conservarlas después de su análisis, destrucción u otro uso para cualquier propósito, especialmente para su venta o exhibición individual".


Una parte de los 21,3 kilos de roca lunar que Apolo 11 trajo a la Tierra se usó para alimentar a insectos, peces y otras criaturas pequeñas, con el fin de ver si contenía algún tipo de patógeno que supusiera una amenaza para la vida terrestre.


Las cucarachas fueron llevadas a la Universidad de Minnesota, donde la entomóloga Marion Brooks estudió los insectos y no encontró en ellos ninguna sustancia tóxica o nociva.


La roca lunar y las cucarachas nunca se devolvieron a la NASA, y fueron expuestas en la casa de Brooks. Su hija los vendió en 2010, y ahora están a la venta por un remitente que RR Auction, con sede en Boston, no reveló.


El material del experimento, incluido un frasco con unos 40 miligramos de polvo lunar y 3 cadáveres de cucarachas, podría negociarse en más de 400 mil dólares, pero fue retirado de la subasta, anunció ayer jueves la empresa.


Mark Zaid, abogado de RR Auction, dijo que "hemos trabajado con la NASA en el pasado y siempre hemos cooperado con el Gobierno de Estados Unidos cuando reclaman objetos".

logotipo.png
verano.jpg