Las enfermedades cardiovasculares son el mayor asesino del mundo


En el Día Mundial del Corazón, no podemos olvidar que las enfermedades cardiovasculares son una de las causas, si no es que la mayor, de muertes en el mundo. Las causas son muy variadas: desde el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión arterial y la obesidad, hasta la contaminación del aire o enfermedades menos comunes, como la enfermedad de Chagas y la amiloidosis cardíaca.


Para los 520 millones de personas que padecen alguna ECV, la COVID-19 ha sido descorazonadora. No solo han estado más en riesgo de desarrollar formas severas de la enfermedad y muchas han temido acudir a sus citas de rutina o a urgencias, sino que se han aislado de amigos y familiares.


La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en todo el planeta. Y puede estar originada por múltiples factores: desde el tabaquismo a la diabetes pasando por la presión arterial alta y la obesidad, la contaminación del aire o patologías menos comunes, como la enfermedad de Chagas o la amiloidosis cardíaca.


Para los 520 millones de personas que viven con enfermedades cardiovasculares, la pandemia de la COVID-19 ha sido sobrecogedora. Han corrido más riesgo de desarrollar complicaciones si se contagiaban del virus. Por ello, muchas de ellas han tenido miedo de acudir a sus citas médicas rutinarias e incluso de buscar asistencia médica en situaciones de emergencia. Se ha aislado de sus amigos y familiares.


Por ello, con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre, queremos que USES tu CORAZÓN para conectarte.