top of page
  • bambarito59

La nicotina del tabaco es más adictiva que la heroína



En México cada día mueren más de 170 personas a consecuencia de las enfermedades asociadas al tabaquismo, destaca Guadalupe Ponciano Rodríguez, a propósito de la celebración el 31 de mayo del Día Mundial sin Tabaco.


La coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM, Guadalupe Ponciano Rodríguez, explica que la combustión de las hojas de tabaco que están picadas en los cigarrillos produce unas 7 mil sustancias químicas.


De ellas, cerca de 250 tienen altos índices de toxicidad para el ser humano, mientras que de 60 a 70 son potentes carcinógenos.


De acuerdo con la fundadora y titular de la Clínica contra el Tabaquismo de la FM, iniciativa con 24 años de brindar atención clínica y psicológica a quienes quieren dejar de fumar, pese a las sorprendentes cifras de daño, las personas siguen con esta práctica porque es una adicción.


A su juicio, "se trata de una enfermedad que requiere atención integral, clínica y psicológica, pues la nicotina del tabaco es más adictiva que la cocaína y la heroína, por lo que muchas veces su atención supera la voluntad del fumador y necesita atención profesional” .


En ocasión del Día Mundial sin Tabaco por acuerdo de la Organización Mundial de la Salud, la especialista universitaria subraya que cada año mueren en el mundo 8 millones de personas por fumar, mientras que en México más de 170 fallecen diario por enfermedades asociadas al tabaquismo.


Explica que "es una adicción, una enfermedad donde la nicotina, uno de los principales componentes de estas 7 mil sustancias que hay en el tabaco, al llegar al sistema nervioso central produce una serie de alteraciones e inunda al cerebro, donde interactúa con unos receptores que se encuentran en el área de recompensa y producen un neurotransmisor llamado dopamina, asociado con la sensación de bienestar y placer”.


Rodríguez sostiene que este efecto es fuerte y es la forma en que las personas se quedan atrapadas, porque quieren repetirla y cada vez que fuman lo hacen. El humo del tabaco es altamente tóxico y afecta, incluso, a los llamados “fumadores pasivos” (quienes están junto a un fumador).


Mas aún, dice que "no tenemos una cultura del autocuidado y hay 11 millones de personas en México que aún se exponen al humo del cigarro en casa”.


Recuerda que "fumar produce cánceres de tráquea, bronquios y pulmón (de cada 10 casos de estos tipos de cáncer 8 se asocian al consumo de tabaco); enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); y enfermedades cardio y cerebrovasculares como infarto al miocardio y embolias, padecimientos que también están matando a los fumadores”.


A partir del 31 de mayo de 2000, Ponciano Rodríguez encabeza en la FM la Clínica contra el Tabaquismo, donde se atiende a la sociedad en general, no únicamente a la comunidad universitaria, que quiera dejar de fumar.


Cada año en México hay 60 mil muertes por enfermedades asociadas al tabaquismo, las cuales se podrían prevenir.


En la Clínica se ofrecen 2 tipos de atención: la farmacológica, para la cual se realizan previamente entrevistas y cuestionarios, y que ofrece una terapia de reemplazo de nicotina con medicamentos; y la terapia cognitivo-conductual, que permite que la persona poco a poco se dé cuenta de las distorsiones cognitivas, como creer que el tabaco resuelve problemas, que lo hace verse mejor, o le da personalidad.


“Hacemos un tratamiento virtual, con sesiones colectivas por Zoom de 12 semanas, una hora a la semana, y así han podido participar personas de todo el país vía remota”, apunta Ponciano Rodríguez.


También se utilizan podcast para acompañar al tratamiento, cuyos contenidos van dependiendo de la etapa de la terapia.


En 24 años, la Clínica ha atendido en promedio a 150 personas al año, lo que significa que 3 mil 600 han superado la dependencia.


Según la OMS, el consumo de tabaco es la primera causa de mortalidad prevenible, además de la primera causa de enfermedad, discapacidad y muerte prematura. “Una persona adicta al tabaco puede morir hasta 10 o 15 años antes de lo que debería”, asevera.


De acuerdo con Ponciano Rodríguez, en la actualidad hay cerca de 4 mil amparos interpuestos por restaurantes y tiendas de conveniencia para no respetar el reglamento que prohíbe fumar en lugares de este tipo e impide mostrar las cajetillas de cigarros, una disposición de la Ley de Control del Tabaco.


Ponciano refiere que en 2024 el lema del Día Mundial sin Tabaco es “Proteger a la niñez de la industria tabacalera”. No obstante, esta promueve los cigarros electrónicos y vapeadores, especialmente entre los jóvenes, a pesar de que están prohibidos en el país.

Comments


logotipo.png
lgbtttiq.jpg
bottom of page