López Obrador satisfecho con resultados de consulta de revocación de mandato


El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó esta mañana de lunes en su conferencia mañanera que los resultados de la consulta de revocación de mandato llevada a cabo el domingo significan un éxito completo, pues marca un antes y un después en la historia de la democracia de nuestro país.


El mandatario señaló hoy que "la gente actuó con mucha responsabilidad, millones de mexicanos, y vamos a ver resultados. Eso es importante estamos ante un hecho histórico, es algo inédito en la historia de nuestro país", toda vez que por primera vez, se consultó a los ciudadanos para que decidieran si el presidente ha hecho un buen o mal Gobierno y si debe seguir en el cargo.


La jornada cívica sirvió de acuerdo con el presidente para reafirmar "que es el pueblo el que manda, que es el pueblo el soberano, para que quede claro y eche raíces, para que nadie en ningún nivel de la escala se sienta absoluto".


Las cifras del Instituto Nacional Electoral apuntan a que participó el 18 % del padrón, equivalente a poco más de 16millones de personas, de las cuales más del 90% votó por la continuidad de López Obrador en la Presidencia de la República.


López Obrador precisó que "la gente salió a votar, a pie, en cayucos, en lanchas, a caballo, en camioneta, como pudo, pero participando, realmente les agradezco mucho. No tendría cómo pagarles... sí tengo cómo: no traicionándolos jamás y seguir trabajando por el bien del pueblo".


Comentó que "estamos en una época nueva, no sólo de democracia representativa sino de democracia participativa, esto ya se aplica en otros países del mundo, los más avanzados, en el terreno democrático, por eso fue un día especial"


A su juicio, la consulta ayudará a consolidar la democracia y a tener buenos gobiernos "para que el pueblo siempre tenga las riendas del poder en sus manos, por eso estoy muy contento de la decisión de la gente de participar".


Aunque la tasa de participación es baja dentro de un padrón electoral de poco menos de 100 millones de personas, López Obrador comparó los resultados con los de las elecciones presidenciales de 2006, cuando compitió por la presidencia y recibió 14.8 millones de votos contra los 15 millones de Felipe Calderón.


Sobre esto, el jefe del ejecutivo dijo que "la realidad fue otra porque hubo un gran fraude, pero aun con los votos inflados de Calderón ahora obtuvimos más. Aquí hay que tomar en cuenta que no se instalaron todas las casillas, se instaló un tercio", ya que en los comicios de 2018 hubo 160 mil casillas y ahora 57 mil


Sostuvo lo anterior "porque nuestros adversarios, que se enojan mucho, ahora dicen: es la mitad de los votos que obtuvo el presidente en la elección del 18. Sí, nada más que con la tercera parte de las casillas y con todas las trampas o boicot del INE, que no se aplicó para poner casillas en todos lados".


Añadió que "si me eligieron por 6 años y haga lo que haga no me pueden quitar porque así está en la Constitución y en la ley en cambio existe la revocación del mandato, esto obliga a quien esté en la presidencia a actuar con rectitud, con honestidad, a no darle la espalda al pueblo, a no robar, a no ver el presupuesto como un botín, porque la gente no se lo permitiría, a los 3 años, pa'fuera"


Adelantó que en la reforma política que presentará ante el Congreso propondrá que se baje del 40 % el nivel de participación de la nómina de electores que se necesita para que los resultados de la consulta de revocación del mandato sean vinculantes.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp