Líderes mundiales han fracasado en su batalla contra el cambio climático


Los científicos de la ONU lanzaron una dura advertencia sobre los efectos del cambio climático en las personas y el planeta, afirmando que el colapso de los ecosistemas, la extinción de las especies, las mortales olas de calor y las inundaciones son algunos de los "múltiples riesgos climáticos inevitables" a los que se enfrentará el mundo en los próximos 20 años debido al calentamiento global. "Este informe es una grave advertencia sobre las consecuencias de no haber tomado medidas", dijo Hoesung Lee, presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. Según el informe, el cambio climático inducido por el ser humano está causando una perturbación peligrosa y generalizada en la naturaleza y afectando a miles de millones de vidas en todo el mundo. A pesar de los esfuerzos por reducir los riesgos, las personas y los ecosistemas más vulnerables frente a estos riesgos son los más azotados por los efectos del clima. Este es el segundo de una serie de 3 informes llevados a cabo por los principales científicos del clima de la ONU; su lanzamiento se produce poco más de 100 días después de que la Conferencia sobre el Clima de las Naciones Unidas en Glasgow (COP26) acordara intensificar las medidas para limitar el calentamiento global a 1,5°C y evitar así las peores consecuencias del cambio climático. El Secretario General de la ONU, António Guterres, calificó el primer informe, publicado el pasado mes de agosto, como un "código rojo para la humanidad", y afirmó entonces que "si aunamos fuerzas ahora, podemos evitar la catástrofe climática". La opinión de Guterres sobre el último informe es igualmente cruda; lo califica como "un atlas del sufrimiento humano y una acusación que apunta al fallido liderazgo en materia climática". "Casi la mitad de la población vive en una zona de peligro, de momento. Muchos ecosistemas han alcanzado el punto de no retorno, de momento. La contaminación por emisiones de carbono sin control empuja a la población más vulnerable del mundo a un camino de destrucción, de momento", declaró.

Ante tan nefastas evidencias, es esencial cumplir el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5ºC, y la ciencia demuestra que eso requerirá que el mundo reduzca las emisiones en un 45% para 2030 y logre las emisiones netas cero para 2050.


"Pero a la luz de los compromisos actuales, las emisiones mundiales aumentarán casi un 14 % en la década actual. Eso supondrá una catástrofe. Destruirá cualquier posibilidad de mantener vivo el objetivo de los 1,5ºC ", afirmó el número uno de la ONU.


Una de las afirmaciones fundamentales del informe es que el carbón y otros combustibles fósiles están asfixiando a la humanidad, explicó el Secretario, que pidió a todos los gobiernos del G20 que cumplan sus acuerdos de dejar de financiar la energía basada en el carbón en el extranjero y en su propio país, y que desmantelen las instalaciones que operan con carbón.

En vez de frenar la descarbonización de la economía mundial, es el momento de acelerar la transición energética a un futuro basado en energías renovables, dijo, señalando que “los combustibles fósiles son un callejón sin salida para nuestro planeta, para la humanidad y también para las economías.”


Hizo, además, un llamamiento a “los países desarrollados, los bancos multilaterales de desarrollo, los agentes financieros privados y otras partes interesadas para que formen coaliciones con el objetivo de facilitar que las principales economías emergentes puedan dejar de utilizar el carbón

"Los ecosistemas sanos son más resistentes al cambio climático y proporcionan servicios vitales, como alimentos y agua limpia", indicó el copresidente del Grupo de Trabajo II, Hans-Otto Pörtner. "Si se restauran los ecosistemas degradados y se conserva de forma eficaz y equitativa entre el 30% y el 50% de los hábitats terrestres, de agua dulce y oceánicos de la Tierra, la sociedad puede beneficiarse de la capacidad de la naturaleza para absorber y almacenar carbono, y podemos propiciar el progreso hacia el desarrollo sostenible, pero es esencial contar con la financiación y el apoyo político adecuados". "En nuestras evaluaciones se muestra claramente que para hacer frente a todos estos diferentes retos es necesario que todos —los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil— trabajen conjuntamente para dar prioridad a la reducción del riesgo, así como a la equidad y la justicia, en la toma de decisiones y en las inversiones", declaró la copresidenta del Grupo de Trabajo II del IPCC, Debra Roberts


El informe ofrece una evaluación detallada de los impactos del cambio climático, los riesgos y la adaptación en las ciudades, y las zonas urbanas, donde vive más de la mitad de la población mundial. En general, el informe, que proporciona una extensa información regional para permitir un desarrollo resiliente al clima, subraya la necesidad urgente de tomar medidas para mitigar el cambio climático, centrada en la equidad y la justicia.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg