Justifica UNAM política de regreso a clases presenciales


En relación al proceso para retornar a las actividades presenciales que viene se ha llevando a cabo desde hace semanas la UNAM, sus autoridades dicen que ha sido y es una institución educativa que cuenta con una estructura horizontal, tanto para decisiones académicas como para la administración y supervisión de los recursos públicos.


Para ello, asegura contar en los distintos niveles de responsabilidad y decisión, con cuerpos académicos colegiados electos, dicen, por las comunidades, donde se analizan y debaten, en forma libre y plural, asuntos de su competencia y se toman decisiones.


En un comunicado, la Universidad reconoce la necesidad de regresar a las actividades de manera presencial, y apunta que así ha sucedido respetando acuerdos tomados por los consejos técnicos de las escuelas y facultades y los correspondientes a los subsistemas de Humanidades, de la Investigación Científica y de la Coordinación de Difusión Cultural, a fin de tener un retorno gradual y seguro a las instalaciones universitarias.


A su juicio, esto, se ha cumplido, particularmente en casos en los que la asistencia física de estudiantes y docentes es indispensable.


De acuerdo con la UNAM, la presencia física de la comunidad continuará creciendo con las medidas sanitarias necesarias y, como se informó desde un inicio, el regreso a las aulas se intensificará una vez que el semáforo epidemiológico pase al color verde.


Añade que presencia del estudiantado seguirá siendo voluntaria y, para quien no pueda asistir, las clases continuarán impartiéndose a distancia, tal y como ha ocurrido desde el primer día de confinamiento.


Sin embargo, de los señalamientos hechos por el presidente de la República en materia de corrupción, el boletín de la UNAM no menciona nada