Investigadores trabajan en tratamiento que suprime cáncer de ovario y colorrectal, en días


La Universidad de Rice dijo en un comunicado emitido estos días que un nuevo tratamiento para erradicar en solo 6 días el cáncer de ovario y colorrectal en etapa avanzada en ratones, está en desarrollo por parte de investigadores de instituciones científicas de Estados Unidos.


En el trabajo dado a conocer en la revista Science Advances, los investigadores relatan que usaron como parte del tratamiento unas perlas productoras de fármacos que contienen interleucina-2, perteneciente al grupo de proteínas llamadas citocinas, que ayudan al sistema inmunitario a reconocer y combatir el cáncer u otras enfermedades generando glóbulos blancos.


Estas perlas fueron implantadas quirúrgicamente en el peritoneo, una especie de saco que recubre intestinos, ovarios y órganos abdominales, con el propósito de administrar una dosis alta y continua de interleucina-2 a tumores que se encontraban allí.


De acuerdo con Omid Veiseh, profesor asistente de bioingeniería de la Universidad de Rice, "solo administramos una vez, pero las fábricas de medicamentos siguen produciendo la dosis todos los días donde se necesita hasta que se elimine el cáncer", y precisa que una vez se determinó la dosis correcta, así como el número de perlas necesarias, se pudieron "erradicar los tumores en el 100 % de los animales con cáncer de ovario y en 7 de los 8 animales con cáncer colorrectal".


A su vez, Amanda Nash, estudiante de posgrado y autora principal de la investigación, destaca que las perlas administran concentraciones altas de interleucina-2 directamente a los tumores, por lo que estimulan una respuesta inmunitaria mayor en comparación a tratamientos actuales que emplean la misma proteína.


Señaló que, si se "administrara la misma concentración de proteína a través de una bomba intravenosa sería extremadamente tóxico", pero que gracias a estas perlas, la concentración de interleucina-2 en otras partes del cuerpo es baja en relación con los tratamientos intravenosos, ya que se concentra en el "sitio del tumor".


Nash agrega que este mismo tratamiento se podría aplicar para tratar cánceres de páncreas, hígado, pulmones y otros órganos, ya que las perlas se pueden colocar cerca de los tumores y revestimientos que rodean a esos órganos afectados. Los ensayos clínicos en humanos podrían empezar a finales de este año, pues los componentes de este nuevo tratamiento empleados en múltiples pruebas resultaron seguros para su uso.



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg