Investiga FIFA incidentes del Inglaterra-Hungría


La violencia sigue apoderándose del fútbol, y ahora, la FIFA abrió un expediente en relación con los incidentes registrados en el partido de clasificación para el Mundial de Catar 2022 entre los seleccionados de Inglaterra y Hungría.


Más aún, los federativos del organismo futbolero más importante del mundo investigarán actos de violencia en el partido de Albania ante Polonia.


En el primer caso, seguidores húngaros enfrentaron con la policía londinenses a en el estadio de Wembley , cuando oficiales se trasladaron hasta las tribunas para detener a una persona por hacer comentarios racistas.

Luego de que jugadores ingleses se manifestarán contra el racismo hincandose antes del comienzo del encuentro, seguidores húngaros enfrentaron a las fuerzas de seguridad en uno de los accesos al estadio.


En cuanto al juego entre Albania y Polonia en la capital albanesa de Tirana, tuvo que ser suspendido temporalmente cuando aficionados albaneses lanzaron botellas al terreno de juego después de que Karol Swiderski anotara para Polonia.

La FIFA señaló en un comunicado que después de "un análisis de los informes de los partidos decidió abrir un procedimiento disciplinario en relación con los partidos de clasificación de ayer entre Inglaterra y Hungría y Albania contra Polonia para la Copa Mundial de la FIFA".


El texto de la FIFA agrega que "condena enérgicamente los incidentes ocurridos en ambos partidos y quisiera afirmar que su posición se mantiene firme y resuelta al rechazar cualquier forma de violencia, así como cualquier forma de discriminación o abuso. La FIFA tiene una postura muy clara de tolerancia cero contra comportamiento tan aborrecible en el fútbol".


Hungría ha sido sancionada en otras ocasiones el comportamiento racista de sus aficionados, cono sucedió en el partido de clasificación contra Inglaterra en Budapest durante septiembre, y por la actitud de los sus seguidores en los partidos de la Eurocopa 2020 celebrados en Budapest y Múnich.