Inolvidable y motivo de culto: Jorge Negrete, el charro cantor (video)


Uno de los grandes, realmente grandes de la música popular en México pasó a mejor vida un 5 de diciembre, pero del año 1953: Jorge Alberto Negrete Moreno, conocido como Jorge Negrete, desapareció físicamente hace ya 68 años, pero su voz ha soportado el paso de los años y sigue vivo en los corazones de muchos mexicanos, cuyos abuelos y padres admiraron a este charro tenor.


Jorge fue uno de los 5 hijos del matrimonio de Dvid Negrete Fernández y Emilia Moreno Anaya. Nació en la ciudad de Guanajuato frente a la plazuela del ropero donde fue colocada una placa conmemorativa en su honor.


Hacia 1921, su padre, un teniente coronel se retiró de la vida militar y se mudó con la familia a la Ciudad de México, donde fue profesor de matemáticas en el Colegio Alemán Alexander Von Humboldt, gracias a lo cual inscribió a sus hijos en dicha institución. Jorge concluyó ahí la secundaria y aprendió alemán inglés, italiano y estudió los fundamentos del Náhuatl.


Ingresó al Heroico Colegio Militar graduándose como Teniente de Caballería y Administración del Ejército, donde, aprendió a montar caballos, habilidad de la cual haría gala como charro mexicano en el cine. Después trabajó en la Fábrica de Armas de la Ciudadela y estudió la carrera de Medicina.


En los años 30, estudió canto con José Pierson, director de la Compañía Impulsora de Opera de México, quien había sido profesor de cantantes de ópera como Fanny Anitúa, José Mojica y de intérpretes como Pedro Vargas, Alfonso Ortiz Tirado y Hugo Avendaño.


Debutó en la XEW cantando con el seudónimo de "Alberto Moreno", hasta que el actor Arturo de Córdova le sugirió usar como nombre artístico el de "Jorge Negrete", y en 1934 cantó en el Palacio de las Bellas Artes con el coro de alumnos del maestro José Pierson en la obra “La verdad sospechosa”, de Juan Ruiz de Alarcón.


En 1935 se presentó interpretando diversos roles en la Compañía de Revista de Roberto Soto y desesperado porque su carrera no despuntaba, Jorge empezó a trabajar como mesero en restaurantes donde ganó algo de dinero con adaptaciones de canciones estadounidenses al castellano, hasta que, una noche en la que el cantante de la orquesta de baile no se presentó, Jorge lo suplió y su éxito en esa presentación le valió un contrato por el músico cubano Eliseo Grenet para que cantara con su orquesta.


En 1937 tuvo su primera aparición en cine, en el cortometraje "Cuban Nights" y viajó a México para participar en La madrina del Diablo, donde compartió créditos con María Fernanda Ibáñez, hija de Sara García. En 1938 permaneció en México, para actuar en las cintas Caminos de ayer, Perjura, El Fanfarrón, Juan sin miedo, Juntos pero no revueltos y El cementerio de las águilas. Ese año se casó con Elisa Christy en Miami y en 1939 consiguió un contrato con la 20th Century Fox para filmar películas en español en Hollywood pero el proyecto no cristalizó debido a un boicot de la Unión de Actores de Estados Unidos contra los actores latinos.


En 1941, interpretó el rol principal en ¡Ay Jalisco, no te rajes!, filme en el que compartió créditos con Ángel Garasa, Lucha Reyes, Carlos López "Chaflán" y Gloria Marín, trabajo que lo lanzó a la fama internacional y lo convirtió en una de las máximas figuras artísticas en América Latina.


Durante el rodaje de El Peñón de las Animas, del director Miguel Zacarías, en 1943, alterna con la joven debutante, una actriz destacada del cine iberoamericano, y su última esposa, María Félix. A Jorge también le endilgaron romances con Gloria Marín y Elsa Aguirre.


Entre 1945 y 1946 Negrete recorrió varios países de América Latina y filmó en México, logrando la difusión del cine mexicano con el charro, la moda del tequila, y las canciones con mariachi. En 1950 fue distinguido como mejor actor por la crítica en España gracias a la película Teatro Apolo, pese al recelo que durante la filmación provocó la interpretación de un actor mexicano en el nostálgico homenaje a la Zarzuela y al "género chico". Ese año se filmaría también Tal para cual con Luis Aguilar y la cantante Rosa de Castilla.


Jorge Negrete estuvo casado también con María Félix, y a la boda en la finca de Catipoato acudieron celebridades del espectáculo y el medio intelectual como Diego Rivera, Frida Kahlo, María Teresa Montoya, Octavio Paz, además de toreros y deportistas famosos.


Jorge Negrete falleció el 5 de diciembre de 1953 en Los Ángeles a causa de la enfermedad crónica originada por una hepatitis "C" contraída en su juventud, diagnosticada en sus tiempos de la educación secundaria. Aunque nunca bebió alcohol, en cambio fumó toda su vida, sin que esto afectase a su voz.


logotipo.png
PrimaveraPor.webp