Impacta a la ONU ataque de policía israelí en funeral de periodista Shireen Abu Akleh



Las imágenes de las arremetidas de la policía israelí durante el funeral de la periodista palestina Shireen Abu Akleh en Cisjordania son “muy impactantes” y la vocería del Secretario General de Naciones Unidas ha recordado al estado judío su obligación de respetar el derecho de manifestación


El portavoz del Secretario General asegura que "hemos visto el video y es muy impactante para nosotros. Intentaremos recopilar más información sobre lo que ha ocurrido. Claramente, como en todos los casos, queremos asegurarnos de que el derecho de reunión y de manifestación se respeten”


La informadora Shireen Abu Akleh murió de un disparo en el cuello mientras cubría actividades militares israelíes a pesar de que llevaba el chaleco que la identificaba como periodista.


Expertos de la ONU en derechos humanos aseguran en un comunicado que “el asesinato de Abu Akleh, que claramente cumplía con sus obligaciones como periodista, puede constituir un crimen de guerra".


Preguntado por la decisión de las autoridades israelíes de avanzar en los planes para construir más de 4000 viviendas en los asentamientos de Cisjordania ocupada el portavoz del Secretario General reiteró que la construcción de asentamientos “no ayuda” al proceso de paz”


“Y como dejó muy claro nuestro enviado especial, los asentamientos son ilegales bajo el derecho internacional”, añadió el vocero Farhan Haq.


Desde el año 2000 han muerto más de 40 periodistas palestinos, y cientos han resultado heridos o han sido objeto de violencia.


Mientras tanto, la portavoz de la Casa Blanca dijo que el gobierno de Estados Unidos se ha visto "profundamente perturbado" por las imágenes de violencia en el funeral de la periodista palestina, marcado por el ataque de la policía israelí al comienzo de la procesión fúnebre que casi hizo caer incluso al suelo el ataúd.


"Todos hemos visto estas imágenes, son profundamente perturbadoras", dijo la portavoz presidencial Jen Psaki, quien se negó a condenar la agresión.


"Deploramos la intrusión en lo que debería haber sido una procesión pacífica", agregó la vocera Joe Psaki, y se limitó a decir que "hemos pedido respeto por el cortejo fúnebre, los familiares de los fallecidos y la familia en este contexto delicado".


En cambio, el alto representante para Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, sostuvo que el grupo comunitario "está horrorizado por las escenas ocurridas el viernes durante la procesión del funeral de la periodista americano-palestina Shireen Abu Akleh".


En un comunicado, el jefe de la diplomacia europea añadió que "permitir una despedida pacífica y que se llore su muerte en paz sin acoso y humillación es el mínimo respeto humano" y denunció "el uso desproporcionado de la fuerza y el comportamiento irrespetuoso de la policía israelí".


Las fuerzas de seguridad de Israel atacaron a la multitud en la Ciudad Vieja del Jerusalén Oriental que llevaba el ataúd con el cuerpo de Abu Akleh, periodista del canal catarí Al Jazeera.


El medio culpó a las fuerzas israelíes de haber perpetrado deliberadamente el crimen "a sangre fría".


La procesión de hoy reunió a miles de palestinos. El cadáver de la periodista fue llevado desde la ciudad de Yenín (Cisjordania), donde ocurrió el ataque, hasta Jerusalén a través de las ciudades de Nablus y Ramala, cuyos habitantes rindieron tributo a la fallecida



logotipo.png
PrimaveraPor.webp