Idean guardar conocimientos de humanidad en "túneles" en la Luna


No pueden preservar la vida en la Tierra y hay quienes quieren poner un centro de datos en la Luna.

Se trata de una idea de la empresa estadounidense Lonestar, que quiere instalar un centro de datos en túneles de lava bajo la superficie del satélite terrestre.

Para Chris Scott, fundador y gerente general de Lonestar, "los datos son la moneda más valiosa jamás creada por la especie humana".


Destaca que desde la óptica de él y sus compañeros, "necesitamos colocar nuestros activos fuera de nuestro planeta, donde podamos mantenerlos a salvo"


Scott comparó el proyecto con el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, en la isla noruega de Spitsberg, con la diferencia de que, en su visión, en lugar de tratar de proteger la diversidad de cultivos, quiere salvaguardar el conocimiento humano.

Lonestar ya contrató sus 2 primeras misiones a la superficie lunar y la construcción de su primera carga útil de servicios de datos.

La primera misión, la IM-1 de Intuitive Machines, colocará un módulo de aterrizaje en Marius Hills, serie de pequeños cráteres en la región llamada Oceanus Procellarum, para realizar una prueba inicial de software y almacenar unos cuantos datos en el hardware del módulo durante 2 semanas o un día lunar.

Luego volará con su primera carga de servicios de datos completos en la IM-2 de Intuitive Machine al polo lunar, donde realizarán pruebas de carga y descarga, con el fin de que esos servidores puedan comunicarse en el futuro con la Tierra, y almacenar información que no se quiera perder durante muchos años.

Además de problemas técnicos que puedan ocurrir, uno de los mayores inconvenientes es la temperatura en la Luna entre 106 y -183 grados Celsius, como también la radiación cósmica que bombardea la superficie lunar sin una atmósfera protectora.

Los tubos de lava, que ofrecen una temperatura más estable y evitan que la radiación llegue a los servidores, se vuelven una opción para ser explorada.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg