Hoy en Estados Unidos, posible sentencia para ex colaborador de Genaro García Luna


Iván Reyes Arzate, quien trabajó para el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna como comandante de la Policía Federal, podría quedarse en la carcel 10 años


La Fiscalía estadounidense ha pedido al juez que lleva el caso en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, que le imponga esa sanción a Reyes Arzate, por cargos de narcotráfico.


Este miércoles 9 de febrero, podría haber falló judicial en el asunto, en el que los fiscales del caso solicitaron al juez Brian Cogan una década de prisión para este sujeto, quien se declaró culpable en octubre pasado del delito de conspiración para traficar cocaína.


En un oficio dirigido al juez Cogan, la parte acusadora indica que "el Gobierno sostiene respetuosamente que una sentencia de 10 años de prisión es suficiente, pero no mayor de lo necesario con base en los hechos de este caso".


De aceptarse el acuerdo de la Fiscalía por una pena menor a otras dictadas en Estados Unidos por delitos de drogas, Reyes Arzate podría testificar en el caso de García Luna, acusado de conspiración para traficar y distribuir drogas y de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de protección.


Reyes Arzate fue titular de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México desde 2008, programa instalado en 1997 por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos.


Los oficiales de esa dependencia trabajaban con agentes de la DEA en acciones de combate a las drogas y contra el lavado de dinero, colaboración que se acrecentó a raíz de la guerra contra el narcotráfico' que impulsó el expresidente Felipe Calderón.


Este comandante Reyes Arzate recibió sobornos de una organización criminal identificada como El Seguimiento 39, presumiblemente asociada con el Cártel de Sinaloa y los hermanos Beltrán Leyva, a cambio de información sobre las investigaciones en su contra.


Los fiscales dijeron al juez Cogan que "el acusado se reunió personalmente con los líderes del cártel, compartió información con ellos sobre la investigación estadounidense y aceptó un soborno de 290 mil dólares a cambio de su asistencia y la ayuda de otros funcionarios corruptos".

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg