top of page
  • Laura Meléndez

Hoy cumple un año más de vida la leyenda viviente del beisbol mexicano: Fernando Valenzuela (video)


Nuestra efeméride de hoy es para el beisbolista más grande que ha dado México, y que este 1 de noviembre cumple 63 años de vida: Fernando Valenzuela, un fenómeno deportivo y social  para millones de mexicanos desde la década de los años 80.

 

“El Toro”, como le llamaban en los años de gloria enfundado en la franela de los Dodgers de Los Ángeles, nació en el pequeño poblado sonorense de Etchohuaquila, en el municipio de Navojoa, y entre tierra y polvo, mostró desde pequeño su gusto y afición por el beisbol.

 

De familia numerosa y muy humilde, el joven Fernando firmó para los Mayos de Navojoa en 1977, y rápidamente se distinguió por ser un pitcher zurdo cuya carrera fue fugaz en la Liga Mexicana

 

En la Liga Mexicana del Pacífico jugó la mayor parte del tiempo para Mayos y luego para los Naranjeros de Hermosillo y las Águilas de Mexicali. Después de un Torneo Nacional celebrado en La Paz, Baja California Sur, fue enviado al equipo de Guanajuato de la Liga Central y al año siguiente jugó para los Leones de Yucatán, donde llamó la atención del scout cubano "Corito" Barona quien lo recomendó con el cazatalentos cubano-estadounidense de los Dodgers, Mike Brito.

 

Valenzuela firmó con los angelinos en julio de 1979. Zurdo natural para lanzar y con variedad en su pitcheo, Valenzuela irrumpió en la gran carpa jugando solo en 10 encuentros el año de 1980.

 

Al siguiente año, recibió la pelota de manos del manager Tom Lasorda para lanzar el 9 de abril, el partido inaugural de la temporada ante más de 50 mil fanáticos, y Fernando se convirtió en el primer lanzador novato que iniciaba la temporada de los angelinos, blanqueando a los Astros de Houston  y ganándose de inmediato el cariño de los aficionados

 

Durante su carrera con los Dodgers siempre fue dirigido por Lasorda, y en su año de debut, ganó 7 partidos consecutivos, varios tirando los 9 ceros, y ayudó a los Dodgers a ganar el título de la Liga Nacional División Oeste.

 

Ganó el tercer juego de la Serie Mundial de 1981 a los Yankees de Nueva York 5 carreras a 4, el cual lanzó completo sin permitir carreras después de la tercera entrada; siendo decisiva su victoria para que los Dodgers ganaran esa Serie Mundial 4 juegos a 2.

 

Fue novato del año en Ligas Mayores en 1981, mismo año en que ganó el premio Cy Young al mejor lanzador de la MLB imponiendo también en 1981 el récord de todos los tiempos para un pitcher novato, de 8 partidos lanzados en una temporada, sin recibir anotaciones.

 

Fernando era un beisbolista muy completo y obtuvo el premio del Bat de Plata como el mejor pitcher bateador en 1981 y 1983.

 

En 1986 se le otorgó el Guante de Oro por tener el mejor desempeño al guante entre los lanzadores de la Liga Nacional. En esta temporada ganó 21 juegos y fue líder de la Liga Nacional en juegos ganados y en juegos completos.

 

El 29 de junio de 1990, Fernando Valenzuela lanzó un juego sin hit ni carrera contra los Cardenales de San Luis para hacer nuevamente historia. El brazo se fue acabando y esto determinó la salida del mexicano del equipo angelino. Quiso seguir jugando en las Ligas Mayores pero no tuvo mayor fortuna con los Orioles de Baltimore Filis de Filadelfia y Padres de San Diego Padres.

 

Ganó 158 partidos, perdió 133 y lanzó 31 blanqueadas, es considerado el mejor pitcher mexicano de todos los tiempos y el número 34 de su playera fue retirado por los Dodgers. Nadie más portará ese número.

 

Fernando regresó a Los Ángeles para unirse como comentarista para las transmisiones en español.  Valenzuela, hace labor social como embajador de los Dodgers, y es considerado un icono para la comunidad latina en California.


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page