Hospitales de Ucrania podrían agotar sus reservas de oxígeno en las próximas horas


Luego del inicio del ataque del presidente de Rusia, Vladimir Putin, contra Ucrania, la Organización Mundial de la Salud advirtió que el suministro de oxígeno “se acerca a un punto muy peligroso” en ese país, ya que los camiones no pueden transportar las existencias de tanques medicinales desde las plantas de producción a los hospitales del país, incluida la capital, Kiev.


“La mayoría de los hospitales podrían agotar sus reservas de oxígeno en las próximas 24 horas. Algunos ya se han agotado. Esto pone en peligro miles de vidas”, alertaron el director general de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, y el director regional para Europa, Hans Henri P. Kluge.


Además, los fabricantes de este producto también se enfrentan a la escasez de zeolita, producto químico crucial, en su mayoría importado, necesario para producir oxígeno médico.


La agencia sanitaria de la ONU está ayudando a las autoridades sanitarias a identificar las necesidades inmediatas de suministro de oxígeno del país, que suponen un aumento de entre el 20% y el 25% con respecto a las necesidades anteriores, antes de que la crisis se agravara la semana pasada.


La Organización está buscando soluciones que sirvan para aumentar el abastecimiento suministros de oxígeno (líquido y en tanques), probablemente importándolo de sus redes regionales. Estos suministros precisan de un tránsito seguro, por ejemplo, mediante un corredor logístico a través de Polonia.


Además, los servicios hospitalarios también se ven amenazados por la escasez de electricidad, y las ambulancias que transportan a los pacientes corren el riesgo de quedar atrapadas en el fuego cruzado.


Pese a la ofensiva que el presidente Vladimir Putin ha lanzado sobre Ucrania, Tedros y Kluge advirtieron que la salud debe continuar siendo “pilar prioritario de la respuesta humanitaria”, que los sistemas e instalaciones de salud “deben permanecer protegidos, funcionales, seguros y accesibles para todos los que necesitan servicios médicos esenciales”, y que los trabajadores sanitarios deben recibir protección.


Entre las medidas propuestas por la Organización se incluye la provisión segura y fiable de suministros médicos esenciales, como el de oxígeno, vitales para pacientes con enfermedades como el COVID-19, y para los que padecen otras enfermedades críticas derivadas de complicaciones del embarazo, el parto, afecciones crónicas, sepsis y lesiones y traumatismos



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg