Hay señales que da el organismo cuando tiene déficit de omega-3


Los ácidos grasos poliinsaturados conocidos como Omega-3, son muy importantes para el metabolismo del organismo, y cuando no se consumen alimentos que proporcionen la cantidad necesaria de éste, nuestro cuerpo lo manifiesta de varias formas.


El omega-3 existe en alimentos como pescados, algunas algas, aceite de lino, chía y nueces. No solo es importante al regular el nivel de colesterol en la sangre, sino que es capaz de contribuir al funcionamiento del cerebro, corazón y vista.


De acuerdo con el portal Cuerpomente, la falta de omega-3 puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, reumatismo y depresión, por lo que es importante detectar su déficit mediante varios síntomas que nos da el organismo:


Inquietud interior y depresión. el omega-3 puede aumentar la liberación del neurotransmisor serotonina, lo que mejora el estado de ánimo y normaliza la actividad neuronal del cerebro. Además estudios han mostrado que incluso puede reducir el estado inflamatorio del cerebro.


Problemas con la vista: los ojos secos o inflamados y otras alteraciones pueden ser producto de falta de omega-3 en el organismo, por lo que es recomendable consultar con un médico.


Dificultad para concentrarse. aunque los problemas de concentración pueden ser ocasionados por diferentes causas, no hay que olvidar de que una de ellas son las deficiencias nutricionales, incluido el omega-3.


Fatiga y cansancio: ambas situaciones pueden ser resultado de falta de nutrientes, sobre todo de hierro y ácidos grasos omega-3.


Piel seca: el déficit de omega-3 puede verse reflejado en las células de la piel, ya que estos ácidos grasos la mantienen hidratada y saludable. Las arrugas prematuras pueden ser señal de deficiencia.


Dolores articulares: al actuar como antiinflamatorio natural, el omega-3 puede reducir la sensibilidad de las articulaciones, disminuyendo su rigidez.


Debilidad muscular: hipotonía muscular o miastenia, son debilidades musculares que pueden ser ocasionadas por la deficiencia de estos ácidos grasos.


Aumento de peso: al tener un efecto positivo en el metabolismo, la falta de omega-3 puede tener efecto contrario haciendo que este sea más lento y conduzca a un aumento de peso.


Varios de estos síntomas pueden ser provocados por otras causas, por eso es importante consultar con un médico.