Hay quienes no entienden aún en la Fórmula 1 que hay nuevo brote de Covid


Los organizadores de la temporada 2022 de la Fórmula Uno mantienen un estricto control en la zona de pits y detrás de ellos, para prevenir cualquier contagio o brote de coronavirus, en momentos en los que nuevas variantes parecen elevar de otra vez la cantidad de infecciones, por fortuna, sin la letalidad que se registró en 2020 y 2021.


Sin embargo, hay quienes no lo entienden así o suponen que ser personajes famosos los exime de acatar las reglas que operan para todos.


Es el caso del excampeón mundial de Fórmula 1, el alemán Nico Rosberg, quien no podrá trabajar como experto en televisión desde el paddock, ya que no está vacunado contra el coronavirus.


Rosberg, quien ya pasó una vez por el coronavirus, aseguró que se recuperó bien de una infección y que por ello "tiene "anticuerpos monstruosos, además de que, según él, prueba sus anticuerpos con regularidad", y su médico le dijo que una vacuna "no tiene absolutamente ningún sentido".


Sin embargo, la opinión del médico no tiene validez para la Fórmula 1, cuyos responsables han endurecido las reglas contra el coronavirus para esta temporada después de permitir el acceso de personas no vacunadas el año pasado si ofrecían una prueba PCR negativa.


Esta vez, se requiere la vacunación completa a menos que haya exención médica, cosa que Rosberg no puede probar.


El canal Sport1 para el que trabaja el excampeón mundial de la categoría, informó que a Rosberg no se le permitió entrar en el paddock en el Gran Premio de Mónaco y que trabajó para Sky Sports desde su apartamento en Montecarlo.


Así que, si no presenta pauta completa de vacunación, será Nico Rosberg, pero no podrá acceder al paddock, algo que le sucederá este fin de semana en Azerbaiyán si no ha sido vacunado.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg