top of page
  • bambarito59

Subvariante JN.1 de SARS-CoV-2 no representa riesgo mayor para la salud pública, dice Salud


Hasta ahora, la evidencia científica muestra que la subvariante JN.1 del virus SARS-CoV-2 que ocasiona COVID-19, no representa un riesgo mayor para la salud pública, informa la Secretaria de Salud.


En México, como parte del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), en conjunto con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), ambos de la Secretaría de Salud, el 11 de diciembre reportaron una subvariante JN.1 después de la secuenciación de 150 muestras procedentes de la Ciudad de México.


La constante circulación del virus SARS-CoV-2 ocasiona cambios continuos en el tiempo y la aparición de nuevos sublinajes virales, los cuales podrían ocasionar mayor circulación en comparación con otras variantes.


Mediante el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Enfermedad Respiratoria Viral (Sisver) y la vigilancia genómica, México mantiene el monitoreo de la actividad de COVID-19 y la propagación de las variantes circulantes, entre ellas la JN.1.

El monitoreo del comportamiento de la curva epidémica de COVID-19 en las últimas semanas muestra descenso de casos a partir de la semana 35, y comportamiento estable en la positividad al virus SARS-CoV-2.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que, al 2 de diciembre de 2023, la subvariante BA.2.86 y sus linajes descendientes, incluido el JN.1, representaron 17 por ciento de las secuencias disponibles en la Iniciativa Global para Compartir Datos Genómicos del Virus de la Gripe y del SARS-CoV-2 (Gisaid por sus siglas en inglés).


La reciente evaluación de riesgos de la OMS sobre la variante BA.2.86 sugiere que es bajo el riesgo para la salud pública, en comparación con otras variantes en circulación, conforme a la evidencia limitada disponible.


La Secretaría de Salud invita a la población a mantener las medidas de prevención de enfermedades respiratorias:


En caso de síntomas respiratorios, permanecer en casa y usar cubrebocas para reducir el riesgo de contagio y mantenerse bien hidratada; de ser necesario, acudir a recibir atención médica.


Si se presentan síntomas de mayor gravedad como dolor o dificultad para respirar, fiebre no controlada, cansancio extremo o niveles de oxigenación por debajo de 93 por ciento, acudir a recibir atención médica urgente.


Ventilar lugares cerrados.


Cubrirse al toser y estornudar con un pañuelo desechable o antebrazo, no con las manos, y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos.


Evitar compartir vasos y utensilios para comer.


Limpiar las superficies de frecuente contacto, como manijas de las puertas y dispositivos móviles.

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page