Hace 51 años apareció un disco icónico de los Rolling Stones…por su portada


Hoy recordamos que el 23 de abril de 1971 se publicó el álbum “Sticky Fingers”, de los Rolling Stones, una de sus grandes obras y cuya polémica portada fue diseñada por Andy Warhol.

Sticky Fingers significa en español “Dedos pegajosos”, y cuenta con la participación en todo el disco del guitarrista Mick Taylor como miembro de los Stones: en Let It Bleed, el anterior disco de estudio del grupo, sólo aparecía en algunas canciones en reemplazo de Brian Jones.

Sticky Fingers contiene sonidos de rock and roll, country, blues y rhythm and blues que la banda había empleado en trabajos anteriores, pero se diferencia de estos al incluir letras que hacen referencia a la esclavitud, el sexo interracial y el uso de drogas.

Las sesiones de grabación comenzaron en el invierno de 1970 en Stragroves, casa de campo de Jagger cerca de Newbury, y continuaría a lo largo del año en Stargroves y en los Olympic Studios, hasta los primeros meses de 1971.

El contrato del grupo con Decca Records finalizó en 1970, con lo que el grupo esperaba gozar de una absoluta libertad para elaborar sus trabajos. Como el grupo le debía un sencillo a Decca, enviaron una canción titulada Cocksucker Blues, con una letra obscena que la hacía impublicable, y en su lugar, la compañía editó Street Fighting Man, que ya tenía 2 años de antigüedad y fue un éxito.

“Sticky Fingers” fue precedido por la publicación el 16 de abril de 1971 del primer sencillo, Brown Sugar, realizado bajo el sello del grupo, Rolling Stones Records, y la canción estaba acompañada por Bitch en la cara B, aunque la edición norteamericana también incluía una versión en directo del tema Let It Rock, de Chuck Berry.

El sencillo fue número 1 en los Estados Unidos y 2 en Inglaterra. En la Unión Americana también publicó un segundo sencillo formado por Wild Horses y Sway, que tuvo mucho éxito, consiguiendo la primera posición a ambos lados del Atlántico.

La portada del álbum fue realizada a partir de un diseño del artista pop art Andy Warhol para el que posó uno de sus modelos habituales, Joe Dallesandro: unos pantalones vaqueros con una cremallera de verdad que se abría. Esta portada fue censurada en España y sustituida por otra en la que unos dedos salían del interior de una lata de melaza. Este último trabajo interpretaba el título del disco: Sticky Fingers. En el disco también hizo su aparición el logotipo de los Stones, la lengua y labios diseñados por Mick Jagger y el diseñador John Pashe.

"Brown Sugar", fue la canción más exitosa del álbum, compuesta principalmente por Jagger durante el rodaje en Australia de la película Ned Kelly. La letra era controvertida y ambigua, pues o se refería a una muchacha de color o a la heroína. El track "Sway", contaba con arreglos de cuerda de Paul Buckmaster, que trabajaba habitualmente para Elton John.

“Wild Horses” era una balada cuya música fue compuesta por Richards mientras que la letra corrió a cargo de Jagger, en tanto que "Can't You Hear Me Knocking" mostraba las aptitudes del nuevo guitarrista, Mick Taylor, y "You Gotta Move", era una versión de un tema blues del reverendo Gary Davis.

La letra de "Sister Morphine" era obra de la ex-novia de Jagger, Marianne Faithfull, y la música era de los Stones, que narra la agonía de un hombre en el hospital, presublimente a causa de una sobredosis. "Dead Flowers" era una parodia de la música country, y "Moonlight Mile" canción final del disco, se formó a partir de tomas incompletas de Richards, que Taylor se encargó de transformar.



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg